Órbita polar


Una órbita polar es una órbita que pasa por encima de los polos de un planeta o muy cerca de ellos, es decir la inclinación de la órbita es cercana a los 90 grados. Un satélite en órbita polar pasa sobre cada punto del planeta cuando este gira sobre su eje.

La determinación de período T polares síncronos órbitas realizadas en δ = 0 mediante la fórmula: T = 2 πk / Nk · ωW donde:

Para las órbitas, cuyo período es un múltiplo de días, la fórmula de cálculo será: T = 2 π / nd· ω З , donde nd es el número de días.

El periodo T y la altura de las órbitas síncronas polares circulares para algunos multiplicidad diaria nd se muestran en la Tabla . Aquí h = r-R , donde:

El período de órbitas quasi síncronas polares con | δ | = d se determina mediante la fórmula: T = 2 πk - δ / N k · ω 3 .

Las órbitas polares se utilizan principalmente para la teledetección desde el espacio para estudiar y controlar los recursos naturales de la Tierra, estudiar la dinámica de procesos y fenómenos naturales, recopilar información sobre el estado de los territorios en la superficie del planeta. Por este motivo tiene utilidad tanto militar, satélites de reconocimiento, como civil : científicos (como el estudio de la atmósfera), agrícolas, así como para algunos satélites meteorológicos.[3]​ La constelación de satélites Iridium también utiliza una órbita polar para proporcionar servicios de telecomunicaciones. Otra aplicación son los satélites de salvamento marítimo Cospas-Sarsat.


Representación de una órbita polar.