Academia


Academia (del latín academia, y este a su vez del griego Ακαδημία -Akademía-) es un término que identifica a diversas instituciónes culturales[2]​ o educativas. El Diccionario de la lengua española la define como sociedad científica, literaria o artística establecida con autoridad pública y como establecimiento docente, público o privado, de carácter profesional, artístico, técnico, o simplemente práctico, además de identificar el término con la reunión de sus componentes (los académicos) y con el edificio que la aloja.[3]

"Disciplinas académicas" es la denominación que se da a los distintos campos del saber que se investigan y enseñan en el ámbito universitario.

Originalmente, fue la denominación de una institución educativa de la Atenas clásica: la Academia fundada por Platón, que debía su nombre a un héroe legendario de la mitología griega, Academo. Estaba ubicada en el demo de Kolonos,[4]​ a un kilómetro al noroeste de la ciudad, en unos terrenos adquiridos por Platón alrededor del 384 a. C., donde existía un olivar, un parque y un gimnasio. La instrucción allí impartida incluía el estudio de las matemáticas, la dialéctica y las ciencias naturales. Hubo otras instituciones similares en la antigüedad, como el Liceo aristotélico; aunque ninguna se denominó La escuela de Atenas, título de uno de los frescos de Rafael en las estancias vaticanas donde se representa ucrónicamente a los sabios de la Antigüedad con los rostros de sus contemporáneos (1510-1512). Las instituciones científicas[5]​ de la antigua Alejandría (Museo, Biblioteca) o las reuniones de intelectuales de la antigua Roma (como los del círculo de Mecenas o los de la corte de Augusto, o el Ateneo o "escuela romana" de Adriano), que hasta cierto punto compartían funciones con aquellas, a veces son denominadas "academias", aunque no es habitual.[6]​ La Academia platónica y las demás instituciones culturales consideradas "paganas" por los cristianos subsistieron hasta el año 529 cuando el emperador bizantino Justiniano I ordenó su clausura.

En la Edad Media, la palabra "academia" pasó a designar, en la cristiandad latina, al cuerpo de profesores que, reunidos con estudiantes en un determinado lugar (la schola[7]​ -escuela monástica, escuela catedralicia, escuela palatina- o studium -Studium Generale-) donde se profesaba un ramo de enseñanza, especialmente de lo que en la universidad medieval se llamó facultad mayor. El poema goliardesco Gaudeamus igitur, que se ha convertido en himno universitario, incluye un explícito vivat academia.


Edificio neoclásico de la moderna Academia de Atenas o Academia Nacional de Grecia (Theofil Hansen,[1]​ 1887).
La escuela de Atenas de Rafael, cuyo título se da a veces como La academia de Atenas.
Diccionario de la Academie Française.
Edificio de la Royal Academy.
Edificio de la Real Academia Española.
Antiguo edificio de la Academia de Ciencias de Rusia (San Petersburgo, 1724). Desde 1934 se encuentra en su actual edificio, en Moscú.