Accidente de aviación


Un accidente de aviación es un incidente que ocurre con cualquier aeronave, ya sea en tierra o en vuelo. Un incidente de aviación es definido como un suceso en el que, distinto de un accidente, está asociada la operación de una aeronave que afecta o podría afectar a la seguridad de las operaciones.[1]

Cuando una aeronave sufre un daño tan severo que se declara como siniestro total (cuando la reparación no es económicamente viable), o en el caso de que sea completamente destruida y se ha dado de baja en los registros, se denomina «accidente de pérdida del casco» (hull loss accident).[1]​ Significa que el evento se registra como accidente a pesar de que no existan víctimas fatales o heridos graves, como sucedería por ejemplo en un aterrizaje forzoso que resulte en un daño irreparable. Las mejoras en la seguridad aérea han ido reduciendo la cantidad de accidentes y el número de víctimas.[2]

Una ocurrencia asociada con la operación de una aeronave que tiene lugar durante el tiempo que cualquier persona aborda la aeronave con la intención de volar hasta que todas las personas de la misma hayan desembarcado, en la que:

El primer accidente aéreo de la historia mortal ocurrió con el Wright Modelo A en Fort Myer, Virginia (Estados Unidos), el 17 de septiembre de 1908, resultando herido el piloto, Orville Wright, y con la muerte del pasajero, el teniente del ejército Thomas Selfridge.[4]

La lista de accidentes e incidentes de aviación se encuentran en Anexo:Accidentes e incidentes notables en la aviación civil y Anexo:Accidentes e incidentes notables en la aviación militar. Los accidentes con más de 100 muertos también se pueden consultar en esta lista: Anexo:Accidentes más graves de aviación (1953-presente) y Anexo:Accidentes aéreos por número de víctimas mortales.


El Vuelo 123 de Japan Airlines es a día de hoy —desde 1985— la peor catástrofe en la que ha estado involucrado un solo avión, con 520 personas fallecidas. Le superan el choque entre dos Boeing 747 en el aeropuerto de Los Rodeos (583 muertos) y los atentados del 11-S, con 4 aviones secuestrados y más de 3000 muertos, aunque no se considera accidente de aviación por ser un ataque deliberado.
Impacto controlado por la NASA y las FAA en un estudio para obtener datos.
Atentados del 11 de septiembre de 2001. Momento del impacto del vuelo 175 contra la torre sur del World Trade Center. Minutos antes el vuelo 11 había impactado contra la torre norte. Ambos edificios se derrumbaron por los daños causados provocando miles de muertos. También el vuelo 77 impactó contra el Pentágono y el vuelo 93 cayó al campo antes de alcanzar Washington —supuestamente iba contra el Capitolio o la Casa Blanca—. Aunque se perdieron 4 aviones de pasajeros, al ser un desastre provocado intencionadamente, no se considera un accidente de aviación.
Representación del desastre aéreo de Tenerife en el que dos Boeing 747 fueron destruidos, murieron 583 personas. Actualmente sigue siendo el accidente aéreo más grave de la historia.
El atentado contra el Vuelo 103 de Pan Am cuando volaba encima de Lockerbie (Reino Unido) y que mató a 270 personas es el más famoso. Pero el más mortífero fue el atentado contra el Vuelo 182 de Air India que provocó 329 muertos.
Restos calcinados del vuelo 163 de Saudia.
Por el accidente del avión de Air Africa 1996 murieron entre 227 y 348 personas en tierra al impactar el avión contra un mercado callejero.
Vuelo 370 de Malaysia Airlines, desaparecido el 8 de marzo de 2014.
Un mecánico realiza una inspección antes de un vuelo de un Airbus A320.
Se estrellan aviones por control remoto para averiguar su rendimiento.
Para las pruebas de impactos se usan muñecos que representan cuerpos humanos, al igual que en las pruebas de colisión de vehículos.
Imagen posterior a la colisión del Vuelo 1907 de Gol, con personal de la Fuerza Aérea de Brasil recuperando el grabador de datos de vuelo, conocida como caja negra.
Restos recién recuperados del Vuelo 111 de Swissair.
Reconstrucción de los restos del accidentado Vuelo 800 de TWA. Este proceso se realiza para conocer todos los motivos del siniestro y suele ser largo y laborioso.
En ocasiones los aviones tanto civiles como militares por diversos motivos naufragan en el mar formando un pecio, por ejemplo en un fracaso al intentar un amerizaje.
A menudo los restos de un avión accidentado se mantienen durante décadas en el lugar de la colisión, sobre todo si es un sitio de difícil acceso.
Muertes por accidentes aéreos registrados por ACRO 1918-2016
Muertes por accidentes aéreos registrados por ACRO 1918-2018
Incidentes y accidentes aéreos registrados por ACRO 1918–2016
Incidentes y accidentes aéreos registrados por ACRO 1918–2019
Hielo en un avión. La congelación atmosférica ha causado numerosos accidentes de aviación. Los sistemas de protección antihielo de aeronaves son cada vez más seguros.