Ad libitum


Ad libitum[1]​ es una expresión del latín que significa literalmente 'a placer, a voluntad' y quiere decir 'como guste'. Con frecuencia aparece abreviado como ad lib. La expresión a bene placito ('a buen placer [de uno]') es aproximadamente sinónima y menos común. Pero en su forma italiana a piacere entró en la lengua vehicular musical. Este término, como se ve a continuación, se emplea en distintas disciplinas como la música, la biología o la política.[2][3]

En este campo ad libitum es una indicación musical que significa "a voluntad" y puede aparecer en partituras y partichelas. Puede tener varios significados al señalar que el intérprete musical o director tienen a su disposición una variedad de criterios que pueden adoptar con respecto a un pasaje determinado:[3]

En otras ocasiones, también puede aparecer para señalar que dicha pieza musical se puede interpretar con o sin el instrumento que indique. Por ejemplo, contrafagot "ad libitum" o "ad lib." (en forma abreviada).

La indicación a piacere tiene un significado más restringido, generalmente en referencia a solamente los dos primeros tipos de criterios. La música barroca, en especial, cuenta con un ad libitum escrito o implícito, conforme al cual la mayoría de los compositores insinúan la libertad que tienen el intérprete y el director de orquesta.[4]​ Para la música clásica posterior al estilo barroco y el jazz, véase cadenza. Fue un recurso utilizado con frecuencia por Erik Satie.[cita requerida]

Ad libitum se usa también en psicología y en biología para referirse al peso de un animal cuando todavía no se ha impuesto ningún control sobre su alimentación. Un ejemplo de este uso podría ser: "El peso ad libitum de la rata fue de 320 gramos". En estudios nutricionales, la frase denota el libre acceso de un animal a agua o alimento cuando dejamos que sean las necesidades biológicas de este las que regulen el consumo. Por ejemplo: "Se les proporcionó a las ratas acceso ad libitum a alimentos y agua."

En los estudios de campo de la biología también puede significar que la información fue obtenida espontáneamente sin un método específico.


Fragmento de la partitura de la Rapsodia Húngara n.º 2 de Franz Liszt.