Administración


La administración es una de las actividades humanas más importantes, encargada de organizar y dirigir el trabajo individual y colectivo efectivo en términos de objetivos. A medida que la sociedad, empezó a depender crecientemente del esfuerzo grupal y que muchos grupos organizados tienden a crecer, la tarea de los administradores se hace mucho más importante. La administración aparece desde que el hombre comienza a trabajar en sociedad. El ser humano es social por naturaleza, por ello tiende a organizarse y cooperar con sus semejantes.[1]

Desde que el hombre apareció en la Tierra ha trabajado para subsistir, tratando de lograr en sus actividades la mayor efectividad posible: para ello, ha utilizado en cierto grado a la administración.[2]​ La administración nace junto al hombre,[3]​ aunque, luego se la estudie como fenómeno social.

Las compañías, al igual que los individuos, tienen éxito o fracasan por una gran variedad de razones. Algunas de éstas son circunstanciales. La mayoría son personales y humanas e incluyen decisiones que los administradores toman y acciones que realizan.

En los negocios, nada puede sustituir una administración eficiente. Es posible que las compañías vuelen alto durante un tiempo; sin embargo, no se mantienen mucho a estas alturas sin una administración correcta. Lo mismo sucede con los individuos: para tener éxito se han enfocado en las cosas fundamentales, discerniendo claramente entre lo que es importante y lo que no, y administrándose correctamente.[4]

Tanto en el desarrollo de la actividad social como de la individual, el papel desempeñado por las organizaciones ha sido clave en el avance de la civilización. Ese papel ha cambiado con el correr de los tiempos porque se han modificado los modelos con que tales organizaciones se han administrado, así como las teorías que han intentado explicar y predecir el comportamiento de tales organizaciones y de su administración. Dicho conjunto de teorías y otros conceptos conexos son el bagaje con que se han conformado una disciplina general llamada administración y sus disciplinas derivadas, las ciencias administrativas o administraciones especiales.[5]​  

La administración es la disciplina científica que tiene por objeto de estudio las organizaciones constituyendo una sociotecnología[6]​ encargada de la planificación, organización, dirección y control de los recursos (humanos, financieros, materiales, tecnológicos, del conocimiento, etcétera) de una organización, con el fin de obtener el máximo beneficio posible; este beneficio puede ser social o económico, dependiendo de los fines perseguidos por la organización.[Nota 1][Nota 2]


Organización del trabajo y los recursos en la antigüedad
Administración moderna de una organización, centrada en la estrategia y sobre todo enfocada a las necesidades del cliente.
Elementos del proceso administrativo como ciclo recursivo.
Grado de intensidad requerido de habilidades administrativas
Grado de importancia de los tipo de habilidad de acuerdo al cargo jerárquico.
Estructura clásica piramidal por niveles de las organizaciones, organizada por áreas funcionales
Charles-Jean Baptiste Bonnin
Henri Fayol es considerado por muchos como el verdadero padre de la Administración
Elton Mayo
Herbert A. Simon. Premio Nobel Conmemorativo de Economía en su versión de economía organizacional 1978.
Peter Drucker es considerado el padre de la dirección o gerenciamiento.
El profesional en administración se puede desempeñar en gran variedad de actividades