Alaska


Alaska (en aleutiano, Alax̂sxax̂; en iñupiaq, Alaasikaq; en alutiiq, Alas'kaaq; en yupik, Alaskaq; en tlingit, Anáaski) es uno de los cincuenta estados que forman los Estados Unidos de América. Su capital es Juneau y su ciudad más poblada es Anchorage. Está ubicado en el extremo noroeste de América del Norte, en la región Oeste del país, división Pacífico. Limita al norte con el océano Ártico, al este con Canadá, al sur con el océano Pacífico y al oeste con el mar de Bering (océano Pacífico).

Con 1 717 856 km² es el estado más extenso del país y la séptima entidad subnacional más grande del mundo, por detrás de la república de Sajá (Rusia), Australia Occidental, Krai de Krasnoyarsk (Rusia), Groenlandia (Dinamarca), Nunavut (Canadá) y Queensland (Australia); con 733 391 habitantes, según el censo de los Estados Unidos de 2020, el cuarto menos poblado —por delante de Dakota del Norte, Vermont y Wyoming, el menos poblado— y con 0,41 hab/km², el menos densamente poblado. Fue el penúltimo en ser admitido en la Unión, el 3 de enero de 1959, como el estado número 49, solo antes que Hawái. Es el segundo estado con mayor proporción de empleados públicos respecto de la población, detrás de Wyoming, que opera muchos hospitales públicos. [6]

Alaska recibe el nombre del vocablo aleutiano alyeska o alaxsxaq, que significa «tierra grande», o más literalmente, «el objeto contra el que la acción del mar es dirigida».[7]​ La bandera de Alaska representa, sobre fondo azul, las estrellas que forman la constelación de la Osa Mayor y, en la esquina superior derecha, la estrella polar.

El 30 de marzo de 1867, Estados Unidos compró Alaska al Imperio ruso por 7 200 000 dólares.[8]​ Estados Unidos trató, durante las primeras décadas del siglo XX, de mejorar las comunicaciones (sobre todo para conectar Alaska con el resto de los Estados Unidos por ferrocarril), y promover la colonización del valle de Matanuska. Sin embargo, la Segunda Guerra Mundial y las batallas navales en las islas Aleutianas con Japón cambiaron el rumbo de la política de los EE. UU. en los asuntos de Alaska. Así, en 1942, se construyó en meses una carretera de comunicación (la Autopista Alaska) para garantizar la defensa del Territorio de Alaska, a la vez que establecieron nuevas bases militares (por ejemplo, de radares) y se promovieron asentamientos civiles. El final de la guerra mundial y el comienzo de la Guerra Fría aceleraron la necesidad de integrar este territorio a la Unión. En 1959, Alaska fue finalmente aceptada como el 49.º estado de los Estados Unidos de América.


La montaña Denali (ex monte McKinley), de 6168 m, es la cima más alta de toda Norteamérica.
El volcán Augustine en erupción en enero de 2006.
Taiga en Alaska.
El bosque cercano a la localidad de Haines.
Zonas exploradas por los españoles.
Mineros atravesando el paso de Chilkoot durante la Fiebre del oro de Klondike en 1898.
Nowadlook (Nora) Ootenna con un abrigo con cuello de piel. Ootenna era una mujer inuit nativa del Cabo Príncipe de Gales (cabo Nykhta en iñupiat), Alaska. Fotografía tomada ca. 1907.
Varios cruceros con cientos de turistas en el puerto de Ketchikan, Alaska.
Avistamiento de ballenas jorabadas (Megaptera novaeangliae), Juneau, Alaska.
División política de Alaska: los boroughs organizados y las áreas censales del borough no organizado.
Las carreras de trineo con perros de Iditarod son el evento invernal más popular de Alaska.