Alberto Vázquez-Figueroa


Alberto Vázquez-Figueroa Rial (Santa Cruz de Tenerife, Canarias, 11 de octubre de 1936) es un novelista, periodista e inventor español, autor de más de cien libros, y uno de los autores contemporáneos más leídos en España y en el mundo.[1]​ Fue corresponsal de La Vanguardia y de Televisión Española, y es propietario de la empresa Desalinizadora A.V.F. S.L., encargada de gestionar la desalación por presión, método inventado por él mismo.[2]

Nació en Santa Cruz de Tenerife, Canarias. Su abuelo era arquitecto y su padre nació en Guadalajara estando su abuela allí por motivos de trabajo. Su madre nació en la isla de Lobos, siendo hija del farero del lugar.

Cuando aún no había cumplido un año su familia fue exiliada por motivos políticos a África, ya que su padre era republicano socialista y fue encarcelado durante la Guerra Civil. Pasó su infancia entre Marruecos y el Sahara español hasta cumplir los dieciséis años.[3]

Su padre fue liberado, pero estuvo ingresado durante varios años en un hospital a causa de la tuberculosis. Asimismo, estando en África su madre falleció. Entonces Alberto fue recogido por su tío, administrador civil del fuerte militar en el Sahara español en el que vivían. Este comenzó a proporcionarle libros para leer, sobre todo novelas de aventuras de autores como Joseph Conrad, Herman Melville y Julio Verne, que hicieron que este fuera su género favorito.

A los 16 años regresó a Tenerife para estudiar. Trabajó como profesor de submarinismo y buceo en el buque-escuela Cruz del Sur, con Jacques Cousteau, donde estaría dos años.[4]​ Trabajó en los rescates de cadáveres en el lago de Sanabria después de la rotura de la presa de Vega de Tera, la cual destruyó el pueblo de Ribadelago.

Con el dinero obtenido como profesor de submarinismo se trasladó a Madrid, pagándose y obteniendo en 1959 su diploma por la Escuela Oficial de Periodismo.