Aleksandr Rutskói


Aleksandr Vladímirovich Rutskói (Jmelnytsky, actual Ucrania; 16 de septiembre de 1947) es un político ruso y otrora militar soviético.[1]​ Fue el único vicepresidente de Rusia, cargo que existió entre el 10 de julio de 1991 y el 4 de octubre de 1993 y gobernador del óblast de Kursk entre 1996 y 2000 ya en la época de la Federación Rusa. En el transcurso de la crisis constitucional rusa de 1993, fue proclamado presidente interino de Rusia, en oposición a Borís Yeltsin.[2][3]

Alcanzó la jerarquía de coronel de la Fuerza Aérea Soviética y fue veterano de la guerra de Afganistán, siendo capturado como prisionero de guerra en el marco de este conflicto en Pakistán. Tras su liberación fue nombrado Héroe de la Unión Soviética en 1988.[4]

Fue seleccionado como candidato a vicepresidente en las elecciones presidenciales de Rusia de 1991 por Yeltsin, con quien inicialmente tuvo buenas relaciones, tornándose su opositor en desacuerdo con las políticas económicas y acusando de corrupción a distintos políticos rusos a finales de 1992. El mayor punto de inflexión llegó con la crisis de 1993, cuando el Congreso de los Diputados quiso destituir a Yelstin y proclamar a Rutskoy presidente. Una vez fracasado el intento, fue encarcelado por los disturbios en febrero de 1994, pero amnistiado por el nuevo órgano legislativo creado posterior a la crisis, la Duma Estatal, en 1995.