Alemán coloniero


Indoeuropea
  Germánica
   Occidental
    Altogermánico
     Altogermánico superior
        Alemánico
         Bajo alemánico

El alemán coloniero (En alemán: Kolonist deutsch) es un dialecto alemán hablado hoy en el pueblo venezolano de Colonia Tovar por el 13%[2]​ de descendientes de los alemanes que llegaron al país en 1843, por iniciativa de Agustín Codazzi, procedentes de la Selva Negra en Baden-Wurtemberg, Alemania. Es un dialecto modificado del alemánico, un tipo de alemán superior, subdivisión a su vez del alto alemán, casi incomprensible con el alemán estándar, que también proviene del alto alemán, pues posee en su léxico préstamos lingüísticos del español.[cita requerida]

Según indicadores, este dialecto está en decrecimiento vertiginoso,[3]​ y hoy día se clasifica como una lengua minoritaria que lucha por sobrevivir[2]​ quedando así en pérdida progresiva para las generaciones futuras.

El alemán superior o alemánico comprende unos dialectos muy diferenciados hablados en el sur de Alemania, en la mayor parte de Suiza y en Austria occidental. A esta variedad dialectal se la conoce como «alemannisch» en el alemán estándar.

Por otro lado, el dialecto Alemán Bajo-Hunsrriqueano[4]​ - según datos aportados por Projeto Hunsrik - está siendo conocido dentro de territorio venezolano. Este dialecto no debe confundirse con Alamanisch ni con Alemán Coloniero. Ese dialecto Bajo-Hunsrriqueano es el dialecto alemán con más hablantes en Sudamérica, aproximadamente 6 millones, de los cuales 3 millones residen en los estados brasileños Rio Grande do Sul, Santa Catarina, Paraná, Espirito Santo; y el resto distribuidos en la Provincia de Misiones en Argentina, el Departamento de Itapúa en Paraguay y otras regiones de Latinoamérica.