Alexander von Humboldt


Friedrich Wilhelm Heinrich Alexander, Freiherr von Humboldt (Berlín, 14 de septiembre de 1769-ibid., 6 de mayo de 1859),[1]​ más conocido como Alexander von Humboldt (en ocasiones castellanizado como Alejandro de Humboldt), fue un polímata, geógrafo, astrónomo, humanista, naturalista y explorador prusiano, hermano menor del lingüista y ministro Wilhelm von Humboldt. Está considerado como cofundador de la geografía como ciencia empírica.

Sus viajes de exploración, equiparables a los de Darwin en cuanto a la influencia que tuvieron en varios ámbitos científicos, lo llevaron desde Europa a América del Sur y del Norte hasta Asia Central. Realizó experimentos y estudios de campo en numerosas áreas: física, zoología —especialmente, en ornitologíaclimatología, oceanografía, geología, mineralogía, botánica, vulcanología. Adelantado a su tiempo, fue pionero del pensamiento ecológico, y la primera persona que escribió sobre el cambio climático. Ya en vida alcanzó gran popularidad en Alemania, y también gozó de reconocimiento en el extranjero: fue miembro de la Royal Society y de la American Philosophical Society; la Academia de las Ciencias en Berlín lo honró como "el principal científico de su época", y la correspondiente Academia francesa le puso de apodo "el nuevo Aristóteles".[2]

El padre de Alexander von Humboldt, originario de Pomerania (en la actual Polonia) fue oficial del ejército de Federico II el Grande de Prusia, y lo nombraron capellán de la Princesa de Prusia por sus méritos durante la guerra de los siete años. La madre, Marie Elisabeth von Holwede, procedía de una familia bien situada de raíces hugonotes, y además había heredado una fortuna tras enviudar de su matrimonio anterior.

Junto con su hermano Wilhelm, dos años mayor que él, Alexander fue educado en su hogar, el castillo de Tegel, por tutores particulares que estimularon su afición por la naturaleza. Su padre, quien murió cuando Alexander tenía diez años, había elegido educadores de pensamiento ilustrado; uno de ellos, inspirado por Rousseau, Joachim Heinrich Campe, ejerció una importante influencia sobre él y su hermano. Alexander se interesó ya de niño por la naturaleza, y concretamente por los insectos, las plantas y las piedras. Entre otras enseñanzas, recibió clases de dibujo y pintura, y a los 17 años ya expuso sus obras en la Academia de Berlín. Su talento artístico quedaría patente en las ilustraciones que acompañan sus libros de viajes.


Alexander von Humboldt, 1806.
Alexander von Humboldt, 1857, dos años antes de su deceso.
Los hermanos Humboldt con Friedrich Schiller y Johann Wolfgang von Goethe, en Weimar.
Fachada del Castillo de Humboldt, en el 2005. La mansión renacentista de Tegel se construyó en 1558 y se remodeló, en vida del Barón de Humboldt, al estilo clásico.
Los viajes de Alexander von Humboldt a América (1799-1804)
Alexander von Humboldt y Bonpland, en la selva amazónica del río Casiquiare (óleo de Eduard Ender, hacia 1850).
José Celestino Mutis
Alexander von Humboldt y Aimé Bonpland al pie del volcán del Chimborazo, cuadro de Friedrich Georg Weitsch (1810)
Casa donde vivió Humboldt durante su estancia en la Ciudad de México, ubicada en la calle República de Uruguay 80, en el centro histórico.
Prismas basálticos de Santa María Regla, por Alexander von Humboldt, publicado en el libro Vue des Cordillères et monuments des peuples indigènes de l'Amérique (“Vista de la Cordillera y monumentos de los pueblos indígenas de América”).
Mapa de la expedición de Humboldt a Rusia en 1829
Esqueleto de Brachiosaurus brancai en el Museo de Historia Natural Humboldt (Museum für Naturkunde), Berlín
Pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti)
El último retrato de Alexander von Humboldt de Julius Schrader (1859). A los pies del Chimborazo.