Alfred Wegener


Alfred Lothar Wegener (Berlín, 1 de noviembre de 1880-Groenlandia, noviembre de 1930) fue un meteorólogo y geofísico alemán, uno de los padres de la geología moderna al proponer la teoría de la deriva continental.[1]​ En 1905 se doctoró en Astronomía por la Universidad de Berlín,[1]​ pero centró su campo de estudio en la geofísica, la meteorología y la geología. En 1906 los hermanos Wegener batieron el récord de estar el mayor tiempo suspendidos en un globo, al estar 52 horas y media,[2]​ además en este año (de 1906 a 1908) hizo su primera expedición a Groenlandia, con el objetivo de estudiar la circulación del aire en las zonas polares.[1]​ Realizó nuevas expediciones entre 1912 y 1913,[1]​ pero abandonó su actividad científica cuando fue reclutado por el ejército alemán en 1914 para combatir en la Primera Guerra Mundial. Su contribución bélica duró poco tiempo, debido a que fue herido en combate.

En 1924 aceptó la cátedra de Meteorología y Geofísica de la Universidad de Graz, Austria, cargo que tenía hasta el año de su muerte, 1930.[1]

Alfred Wegener era el menor de cinco hijos de la familia de un pastor luterano. Su padre, Richard Wegener, era teólogo y profesor de lenguas clásicas en el Gymnasium berlinés Graue Kloster (en español, convento gris).

La casa donde residió de pequeño se ha convertido en un centro de información turística y un monumento a Alfred Wegener. Wegener asistió al instituto de segunda enseñanza en el barrio Neukölln de Berlín, donde se graduó como el mejor de su clase. Luego estudió desde 1900 hasta 1904 física, meteorología y astronomía en Berlín, Heidelberg e Innsbruck. Entre 1902 y 1904 fue asistente en el Observatorio Urania (que era público) en Berlín. Su tesis doctoral de astronomía la escribió en la Universidad de Berlín en 1905, pero luego se dedicó más a la meteorología y la física.

En 1905, Wegener trabajó como asistente en el Observatorio de Aeronáutica en Lindenberg Beeskow. Allí coincidió dos años con su hermano mayor, Kurt, quien también era científico y con quien compartía el interés por la meteorología y la investigación polar.

Wegener participó en la Expedición Dinamarca en 1906-1908 dirigida por el danés Ludvig Mylius-Erichsen, que tenía como objetivo explorar la última parte desconocida de la costa noreste de Groenlandia. Wegener construyó la primera estación meteorológica en Groenlandia, Danmarkshavn.


Ejemplar de El origen de los continentes y océanos, de 1929.
El Instituto Alfred Wegener