Algirdas Julius Greimas


Algirdas Julius Greimas o Algirdas Julien Greimas (en ruso, Альгирда́с Жюлье́н Гре́ймас; Tula , Rusia, 9 de marzo de 1917París, 27 de febrero de 1992) fue un lingüista e investigador francés de origen lituano, nacido en la Rusia revolucionaria, que realizó importantes aportes a la teoría de la semiótica, fundando una semiótica estructural inspirada en Ferdinand de Saussure y Louis Hjelmslev. Promovió el «Grupo de Investigación Semiolingüística» (EHESS/CNRS) y la Escuela Semiótica de París. También destacan sus trabajos sobre mitología lituana.

Estudió leyes en Lituania y lingüística en Grenoble, Francia (19361939). Al terminar sus estudios regresa a Lituania para realizar su servicio militar. En 1944 volvió a Francia, donde en 1949 la Sorbona le otorgó el grado de doctor.

Brindó conferencias en varias universidades, como las de Ankara, Estambul, Poitiers y Alejandría. Estando en Alejandría conoció a Roland Barthes con quien mantendría una relación cercana. Fue profesor en la Escuela de Estudios de Postgrado de Ciencias Sociales en París. Desde 1965 encabeza las investigaciones en semiótica y lingüística en París, poniendo las bases para la Escuela de Semiótica de París.

Más tarde Greimas comenzó a investigar y reconstruir la mitología lituana basando su trabajo en los métodos de Georges Dumézil, Claude Lévi-Strauss y Marcel Detienne. Sus resultados fueron publicados como De dioses y hombres (Apie Dievus ir žmones) (1979) y En busca de una memoria nacional (Tautos atminties beieškant) (1990).

Greimas propone un método original para la semiótica discursiva que fue desarrollando a lo largo de treinta años. Su punto de partida fue su profunda insatisfacción ante la lingüística estructural de la mediados de siglo que estudiaba solo fonemas (unidades mínimas distintivas de sonido de todos los idiomas) y morfemas (unidades mínimas significativas gramaticales que se producen combinando fonemas). Estas unidades gramaticales podrían generar un número infinito de oraciones y el techo de este método se veía reducido por su mayor unidad de análisis, la oración: un modelo molecular no permitía investigar unidades mayores y fuera de la frase.