Pinacoteca Antigua de Múnich


La Pinacoteca Antigua de Múnich (en alemán, Alte Pinakothek) es una pinacoteca situada en Múnich, Baviera (Alemania), considerada el gran museo de «pintura antigua» de la capital bávara, por cuanto sus colecciones abarcan piezas desde época medieval hasta principios del siglo XIX. Es la más importante pinacoteca alemana y una de las más destacadas del mundo.

Además del iniciador de la colección, otras aportaciones importantes vinieron de la mano del primer príncipe elector de Baviera, Maximiliano I, con obras de Alberto Durero; de su nieto, Maximiliano II Manuel, que compró 105 obras en 1689 entre las que destacaban tres de Rubens; de la dote de Ana María Luisa de Toscana, esposa del elector del Palatinado, Juan Guillermo (16791718); de la herencia de Maximiliano IV José, primer Rey de Baviera; de la incorporación de los bienes de las órdenes eclesiásticas y de aportaciones de otras familias aristocráticas. Durante el siglo XIX se interrumpieron las adquisiciones, reanudadas solo en parte a finales de ese siglo. Tras los destrozos causados por la Segunda Guerra Mundial los gastos se destinaron a la restauración del museo, reanudándose la adquisición de obras a finales del siglo XX gracias a fondos especiales del estado alemán, si bien en los años 60 se incorporaría una colección de pinturas del siglo XVIII del Bayerische Hypotheken und Vereinsbank. En 1994 algunas de sus obras pasaron a la Neue Pinakothek, dedicada al arte de los siglos XIX y XX.

Su construcción, con dos plantas y en estilo neoclásico, se inició en 1826, el día 7 de abril, en que se conmemoraba la muerte de Rafael. El proyecto lo llevó a cabo el arquitecto Leo von Klenze por encargo de Luis I de Baviera, quién veía que su colección iba en aumento y la Kammergalerie de su residencia quedaba pequeña, si bien otra motivación del monarca fue el convertir a Múnich en la «Atenas del Isar». En su época llegó a ser la mayor galería de pintura de Europa. Sin embargo, sufrió tantos desperfectos durante la Segunda Guerra Mundial que se consideró su demolición, aunque finalmente fue reconstruido durante los años cincuenta (1952 a 1957) por el arquitecto Hans Döllgast. En 1994 se cerró de nuevo para una renovación que afectó tanto a los espacios como a las obras.

Es destacable su colección de viejos maestros alemanes, con autores en activo desde mediados del siglo XIV hasta 1550, que dejaron sentir su influencia no solo en Alemania sino en toda el área germana de la época y aún del Romanticismo. Albrecht Altdorfer (La batalla de Alejandro en Issos), Lucas Cranach, Matthias Grünewald, Hans Holbein son los principales autores, entre los que sobresale Alberto Durero (Retablo Paumgartner, Autorretrato con pelliza, Los cuatro apóstoles, etc.).


La Alte Pinakothek en 1900.