Altos del Golán


Los Altos del Golán (en hebreo, רמת הגולןRamat ha-Golan; en árabe, هضبة الجولان‎, Haḍbat al-Ŷulān) son una meseta ubicada en la frontera entre Israel, Líbano, Jordania y Siria. Abarca un área aproximada de 1800 km², de los cuales cerca de 1200 km² están bajo ocupación militar de Israel, unos 235 km² están controlados por la UNDOF y el resto permanece bajo soberanía siria.

Israel invadió y ocupó este territorio a Siria durante la guerra de los Seis Días (1967) y la guerra de Yom Kipur (1973). La Organización de las Naciones Unidas, a través de la Resolución 242 de su Consejo de Seguridad, adoptada por unanimidad, lo considera «territorio ocupado». Israel, en cambio, lo considera «territorio en disputa». Desde entonces, es parte del conflicto árabe-israelí y crucial en las negociaciones de paz entre Israel y Siria. Aunque formalmente no han sido anexados, sí han sido integrados en el sistema administrativo israelí desde 1981. Para Siria, los Altos del Golán pertenecen a la unidad administrativa de Quneitra.

Una pequeña parte de los Altos del Golán, las Granjas de Shebaa, es reclamada por el Líbano; mientras Siria acepta esta reclamación, Israel y la ONU la rechazan.

El nombre Golán es polisémico y designa tanto a una región geográfica e histórica como a los territorios que Israel ocupa actualmente.

Israel invadió estos territorios durante la guerra de los Seis Días (1967), manteniéndolos durante la guerra de Yom Kipur (1973). En 1981, Israel los incorporó a su territorio (Distrito Norte), aplicándoles su sistema legal, administrativo y jurisdiccional y ofreciendo a sus habitantes la ciudadanía israelí; mediante una ley aprobada por su Parlamento que elude emplear el término anexión. La resolución 497 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada por unanimidad, declaró en diciembre de 1981 que la decisión israelí era «nula y sin valor».[1]​ Esta resolución se ha dictado en virtud del Capítulo VI de la Carta de las Naciones Unidas, siendo el Capítulo VII el único que permite la adopción de resoluciones vinculantes, en interpretación literal de la Carta. La Corte Internacional de Justicia, en una opinión consultiva vinculante acerca de Namibia (21 de junio de 1971), interpretó que, con base en los artículos 24.2 y 25 de la Carta, el Consejo de Seguridad tiene poderes generales, por lo que este puede adoptar decisiones obligatorias al margen del Capítulo VII.[2][3][4][5][6][7][8][9][10][11][12][13][14]​ La Agencia Judía para Israel, organismo gubernamental, respondió que «aunque considerado una anexión, no lo es: los Altos del Golán no están declarados territorio israelí».[15]​ Israel los ha considerado siempre un emplazamiento estratégico esencial para mantener su seguridad y su aprovisionamiento hídrico y la base negociadora de un futuro acuerdo de paz con Siria.[16]​ En 2019, Donald Trump fue el primer líder extranjero - y hasta hoy, el único - que reconoció la soberanía israelí sobre los Altos del Golán.[17]


Localización de los Altos del Golán; en color más claro, el área anexada por Israel.
Tanque israelí en los Altos de Golán y, en segundo plano, el monte Hermón.
Panórámica del Golán desde el valle del río Jordán, con el norte a la izquierda (monte Hermón) y el sur a la derecha.
Ruinas de la antigua aldea de Katzrin.