Antonio Millán-Puelles


Antonio Millán-Puelles (Alcalá de los Gazules, Cádiz, 21 de febrero de 1921 - Madrid, 22 de marzo de 2005) fue un filósofo y escritor español. Heredero de las tradiciones aristotélica y fenomenológica, dedicó su pensamiento a temas muy variados, en particular: la libertad, la relación entre subjetividad y conciencia, el ente ideal y la relación entre metafísica y lógica, además de otros temas de carácter social y manuales introductorios a la filosofía. Publicó casi una veintena de libros y gran número de artículos sobre temas diversos.

Al nacer, fue registrado como Antonio Millán Puelles. Más adelante, unió sus apellidos materno y paterno, y añadió el segundo apellido de su padre.

Después de cursar el bachillerato, inició la carrera de Medicina. Sin embargo, la abandonó tras el primer año de estudios. Tras la lectura de las Investigaciones lógicas, de Edmund Husserl se decidió por los estudios de Filosofía y Letras, que comienza en Sevilla en 1939 y acaba en Madrid en 1943.

Un año después de concluir la licenciatura, logró aprobar la oposiciones para catedrático de Filosofía en Institutos de Enseñanza Media (1944). Desempeñó la docencia en los institutos de Albacete, Algeciras y Jerez de la Frontera. En 1947 se doctora en Filosofía con la tesis titulada El problema del ente ideal, publicada el mismo año.

Académico de Número de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, fue catedrático de Fundamentos de Filosofía de la Universidad de Madrid desde 1951 (simultaneando durante muchos años dicha cátedra con la del instituto Cervantes) y, desde 1976, catedrático de Metafísica de la Universidad Complutense. Fue director del Departamento de Historia de la Filosofía y del de Metafísica, en la Universidad Complutense, habiendo colaborado también con varias Universidades argentinas, con la Universidad a Distancia y con la Universidad de Navarra como profesor extraordinario de la Facultad de Filosofía y Letras de Pamplona. Fue también vicerrector del Instituto de Pedagogía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), del que fue consejero desde el año 1964.

Por su labor investigadora recibió los extraordinarios de licenciatura y de doctorado. La Academia Internacional de Filosofía, con sede en Liechtenstein, le distinguió con su premio Aletheia. Algunos de los reconocimientos que recibió en España son el Premio Nacional de Literatura (1962) en su modalidad de ensayo por su obra La función social de los saberes liberales, el Premio Juan March de Investigación Filosófica (1966) y el Premio Nacional de Investigación Filosófica (1976). También obtuvo la Orden civil de Alfonso X El Sabio.