Antropología social


La antropología social es la rama de la antropología general que estudia la estructura social de las diversas sociedades humanas. Es el constituyente dominante de la antropología en el Reino Unido y su Mancomunidad de Naciones y la mayoría de Europa (Francia, en particular),[1]​ mientras que en los Estados Unidos la antropología social está considerada como parte de la antropología cultural.

Se distingue de la antropología cultural por diversas razones.[2]​ Por un lado, por su énfasis en la organización y formas de asociación de los diversos grupos humanos. Por otro, la cultura (incluyendo narrativas, rituales y el comportamiento simbólico asociado con estas) ha sido tradicionalmente considerada como la "variable" dependiente por la antropología social, incrustadas en su contexto histórico y social, incluyendo su diversidad de posiciones y perspectivas, ambigüedades, conflictos y contradicciones de la vida social; más que la variable independiente (explicativa). Por último, su origen se encuentra en el Reino Unido, influida por la sociología francesa.

Las diferencias entre las perspectivas de las tradiciones británica, francesa y estadounidense han disminuido para dar paso cada vez más a diálogos y préstamos de teorías y métodos, incluso los nombres formales de las instituciones ya no necesitan reflejar el contenido de disciplinas que estudian al completo. Algunos, como el Institute of Social and Cultural Anthropology[3]​ (Instituto de Antropología Social y Cultural en inglés) de Oxford ha cambiado su nombre para reflejar el cambio de composición.

En el pasado, los temas de interés de los antropólogos sociales incluían las convenciones, la organización económica y política, el derecho y la resolución de conflictos, los patrones de consumo e intercambio, el parentesco y las estructuras familiares, las relaciones de género, la maternidad y la socialización, religión; mientras que en la actualidad, los antropólogos sociales también se interesan por temas como la globalización, la violencia étnica, los estudios de género, el transnacionalismo y las experiencias locales que de él se desprenden y las culturas emergentes del ciberespacio[4][5]​ y también pueden mediar conflictos de intereses entre defensores del medio ambiente y responsables del desarrollo económico.[6]​ Algunos antropólogos británicos y americanos, entre los que se encuentran Gillian Tett y Karen Ho, que estudiaron la Bolsa de Valores de Wall Street, proporcionaron una explicación alternativa sobre la crisis financiera de 2007–2010 frente a las explicaciones técnicas vinculadas a las teorías políticas y económicas.[7]

Recién en la época moderna, con el Renacimiento Italiano, se ve por primera vez el término Antropología usado como denominación de una disciplina. El término aparece en la obra de Galeazzo Capella (1533), publicada en Milán con el título de L´Antropología o vero ragionamiento della natura humana.[8]


A diferencia de otras ciencias sociales, la antropología utiliza un enfoque intercultural.
Máscara de la tribu kwakiutl. De acuerdo a Kate Dunkan, la máscara representa a una de las aves caníbales ayudantes de ""Bakbakwalinooksiwey""
El Museo Británico, Londres
Sede de Filosofía y Letras de la UBA, donde se dicta la carrera Ciencias Antropológicas.