Argos (Grecia)


Argos (en griego antiguo, Ἄργος) es una ciudad griega del Peloponeso, en la unidad periférica de Argólida, situada cerca de la capital, Nauplia, que es su puerto histórico. En 2011 la ciudad de Argos tenía 22 209 habitantes.[1]

Su fundación data de c. 2000 a. C. (aunque existe una creencia popular de que es la ciudad más antigua de Grecia). Fue una ciudad próspera que tuvo participación en muchos de los principales eventos de la historia de Grecia en la Antigüedad y la tradición la consideraba como patria de numerosos personajes de la mitología griega, particularmente los que tomaron parte en la epopeya de Los siete contra Tebas. La acrópolis de Argos se llama Larisa desde la Antigüedad.

Su nombre proviene de la raíz griega arg-, que significa «cualquier cosa brillante» (cf. argyros significa «plata»). La región de Argos es llamada Argólida y sus habitantes se llaman argivos.

La leyenda atribuye su fundación al pelasgo Ínaco, a su hijo Foroneo o a su nieto Argos.[2]​ Sus descendientes reinaron durante varias generaciones y Gelánor, el último rey de esta dinastía, fue derrocado por el egipcio Dánao.

A este le sucedió Linceo, y a este, Abas. Los dos hijos de Abas se repartieron el territorio: Acrisio se quedó con Argos y Preto hizo lo propio con Tirinto.[3]

Perseo, hijo de Dánae y nieto de Acrisio, intercambió Argos con Megapentes, que reinaba sobre Tirinto.[4]


Armadura de hoplita, la más antigua hallada en Grecia, fechada hacia 720 a. C. Museo Arqueológico de Argos.
Mapa con algunas de las principales ciudades de la antigua Argólida.
Restos del castillo de Larisa, situado en la antigua acrópolis de Argos.
Trihemióbolo de Argos del 270-260/50 a. C.
Restos micénicos en la colina de Aspis.
Teatro de Argos.