Arma nuclear


Un arma nuclear[1]​ es un explosivo de alto poder que utiliza la energía nuclear. Esto incluye los vectores que la "portan", que pueden ser los misiles balísticos intercontinentales, los misiles balísticos de lanzamiento submarino, y los bombarderos de largo alcance, portadores de misiles de crucero tanto subsónicos, como supersónicos, y últimamente, con el reciente desarrollo militar de misiles hipersónicos, todos ellos de carácter netamente estratégico, se ha alcanzado una diversificación asombrosa tanto de las plataformas de lanzamiento, como de los vectores portadores, que son lanzados por aquellas. Tal vez se podría incluir parte de la infraestructura involucrada en su manejo y operación, porque muchos de estos sistemas de lanzamiento, al igual como sus vectores portadores, funcionan como partes indisolubles de una compleja red de subsistemas asociados (de defensa estratégica activa y pasiva), sin los cuales todos estas plataformas y vectores no tendrían operatividad alguna o no cumplirían bien sus funciones. También se encuentran entre estos misiles tanto de tipo balístico, a saber, misil balístico de corto alcance, misil balístico de alcance medio, misil balístico de alcance intermedio, y misil antibalístico, como los de crucero polivalentes, que pueden ser de "doble uso" porque pueden incorporar tanto ojivas cargadas con armas de destrucción masiva, que encuadra tanto las cargas nucleares (medidas en potencia con mT y kT) como las biológicas (ejemplo típico: ántrax o carbunco), radiológicas (ejemplo típico: bomba de neutrones) y químicas (ejemplo típico: napalm, —palmitato de sodio + combustible-), comúnmente llamadas armas binarias, porque se componen siempre de dos agentes aislados entre ellos, pero que cuando estalla la bomba se unen provocando la destrucción y contaminación de un área determinada. Normalmente estos misiles se utilizan para misiones tácticas, que solo influyen en una determinada zona, pero también pueden utilizarse con fines estratégicos dotándolos con ojivas de NBQR o genéricamente WMD.

La primera detonación nuclear fue la armada Prueba Trinity, realizada en la población de Alamogordo, Nuevo México, Estados Unidos el 16 de julio de 1945, como parte experimental del Proyecto Manhattan.[2]​ Poco tiempo después otras dos bombas atómicas de uranio y de plutonio fueron detonadas, respectivamente, sobre las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, Japón. Esto provocó un gran impacto en el gobierno de Japón y aceleró su rendición incondicional, dando así fin a la Segunda Guerra Mundial en el Teatro del Pacífico. Algunos autores[3]​ señalan que el ataque atómico a Japón también tenía la intención de mostrar a la URSS la nueva arma con la que contaban los Estados Unidos.


18 kilómetros por encima del origen de la explosión.
Explosión nuclear en Nagasaki (9 de agosto de 1945). Foto tomada desde uno de los B-29 que efectuaron el ataque.
Fusión del hidrógeno pesado (deuterio) y del tritio, utilizados en las bombas
Misil Trident lanzado desde Cabo Cañaveral el 18 de enero de 1977
Alcance probable de los misiles norcoreanos