Asamblea


Asamblea es la denominación genérica del órgano representativo (con las mismas funciones que una misión diplomática) de los miembros de una organización o institución que toma decisiones. Una asamblea se forma por las personas que pertenecen a la organización, están relacionadas o tienen el permiso explícito de la misma para participar. Las funciones de una asamblea pueden ser plenas o limitadas, dependiendo del modo de organizarse internamente la institución que la conforma.

Muchas organizaciones democráticas tienen una asamblea como órgano máximo de decisión, como es el caso de las organizaciones sociales, sindicales, profesionales y, especialmente, en el ámbito político, los Estados (los parlamentos o congresos, que suelen asumir total o parcialmente el poder legislativo y, a veces, todos los poderes posibles).

En la teoría política se denomina asambleas a las reuniones donde todos los afectados por un determinado asunto o miembros de una misma organización pueden dar su opinión o decidir sobre un tema directamente y sin representantes (democracia directa). En este tipo de asambleas suele preferirse la decisión por consenso para llegar a acuerdos mínimos aceptables para todos los implicados y reservarse las votaciones para los casos en los que no hay acuerdo posible o son muy diferentes.

Las asambleas políticas se remontan al origen de la historia (Sumer, Antiguo Egipto), e incluso consta por la antropología su existencia en sociedades prehistóricas o "culturas primitivas".

La Ilíada refleja la toma de decisiones de los aqueos en asamblea;[1]​ y en la polis arcaica se producían reuniones públicas en el ágora, creándose distintas instituciones (en la democracia ateniense, la Ekklesia era la asamblea principal) que coexistían con distintos tipos de consejo (Boulé, institución colegiada de composición mucho más restringida que la de la asamblea) y con los magistrados (arcontes, cargos unipersonales), formando un sistema de gobierno tripartito.[2]

Las distintas formas de las asambleas romanas (comitia, contio, concilium) eran una de las bases del gobierno de la Antigua Roma.


Parlamento europeo.