Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela de 1999


La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela de 1999 fue la Asamblea Constituyente creada para redactar una nueva Constitución para Venezuela, asumiendo facultades plenipotenciarias por encima de todos los poderes existentes. La Asamblea fue aprobada por un referéndum en abril de 1999. Se realizaron elecciones para la Asamblea en julio de 1999.

Tres asientos eran reservados para los delegados indígenas de 131 miembros de la asamblea constitucional,[1]​ y dos delegados indígenas adicionales ganaron los asientos no reservados en las elecciones de la asamblea.[2]

La constitución se ratificó después por el referéndum del 15 de diciembre de 1999, y las nuevas elecciones presidenciales y parlamentarias se celebraron bajo la nueva constitución en julio de 2000.

Hugo Chávez llamó al referéndum público que propuso en campaña electoral para apoyar su plan de formar una asamblea constituyente, compuesta de representantes y grupos tribales indígenas, que podrían volver a escribir la constitución de la nación. El referéndum se efectuó el 25 de abril de 1999, y fue un gran éxito para Chávez, con 88% de votantes que apoyaron la propuesta.[3][4]​ Siguiendo esto, Chávez llamó a elecciones el 25 de julio de 1999, fecha en que se votarían los miembros que compondrían la asamblea constitucional.[5]

De los 1171 candidatos que se presentaron a la elección a la asamblea, alrededor de 900 de ellos eran diferentes grupos opositores de Chávez. Así aunque los representantes del oficialismo ganaron el 65,8%[6]​ del voto, gracias al sistema de representación mayoritario llamado "Kino", escogido por el gobierno para determinar la distribución de los escaños, sus partidarios obtuvieron 125 asientos (95% del total), incluyendo todos pertenecientes a los grupos tribales indígenas, dejando a la oposición 6 asientos.[3][7]

La Asamblea se instaló el 3 de agosto con un discurso del diputado del Partido Comunista de Venezuela, Pedro Ortega Díaz, teniendo la misión de elaborar un Nuevo Ordenamiento Jurídico Nacional que debía encaminar a la nación por nuevos "esquemas de bienestar social, económico y político".