Auguste Comte


Isidore Marie Auguste François Xavier Comte (pronunciación en francés: /o'ɡyst kɔ̃t/ ( escuchar); Montpellier, 19 de enero de 1798– París, 5 de septiembre de 1857)[1]​ fue un filósofo francés, y escritor que formuló la doctrina del positivismo. A menudo se le considera como el primer filósofo de la ciencia en el sentido moderno del término.[2]​ Las ideas de Comte también fueron fundamentales para el desarrollo de la sociología; de hecho, inventó el término y trató esa disciplina como el logro supremo de las ciencias.[3]

Influenciado por el socialista utópico Henri de Saint-Simon,[1]​ Comte desarrolló la filosofía positiva en un intento de remediar el desorden social causado por la Revolución Francesa, que creía indicaba una transición inminente a una nueva forma de sociedad. Buscó establecer una nueva doctrina social basada en la ciencia, a la que denominó "positivismo". Tuvo un gran impacto en el pensamiento del siglo XIX, influyendo en el trabajo de pensadores sociales como John Stuart Mill y George Eliot.[4]​ Su concepto de Sociología y evolucionismo social marcó la pauta para los primeros teóricos sociales y antropólogos como Harriet Martineau y Herbert Spencer, evolucionando hacia la sociología académica moderna presentada por Émile Durkheim como investigación social práctica y objetiva.

Las teorías sociales de Comte culminaron en su "Religión de la Humanidad",[1]​ que presagió el desarrollo de organizaciones humanistas religiosas no teístas y humanistas seculares en el siglo XIX. También pudo haber acuñado la palabra altruisme (altruismo).[5]

Comte nació en Montpellier, Francia el 19 de enero de 1798. Después de asistir al Lycée Joffre y luego a la Universidad de Montpellier, fue admitido en el École polytechnique en la ciudad de París. La École Polytechnique era conocida por su cercanía de médicos de la ciudad. Cuando la École fue reabierta, Comte no solicitó la readmisión.

Luego de su regreso a Montpellier, tendría diferencias irreconciliables con su familia, ya que eran partidarios de la monarquía y profesaban la religión católica, por lo que se ganaría la vida con pequeños trabajos.[cita requerida] En agosto de 1817, encontró un apartamento en París donde viviría hasta 1822. Ese mismo año, se convirtió en el secretario y alumno de Henri de Saint-Simon, que a su vez, pondría a Comte en contacto con la sociedad intelectual y por ende, terminaría influenciado por él. Comte trabajó con Saint- Simon por siete años hasta que se separaron por diferencias irreconciliables entre ambos.


El lema Ordem e Progresso ("Orden y progreso") en la bandera de Brasil está inspirado en el lema del positivismo de Auguste Comte: L'amour pour principe et l'ordre pour base; le progrès pour but ("Amor como principio y orden como base; Progreso como meta").
Templo positivista en Porto Alegre.
Busto de Auguste Comte en la plaza de la Sorbona, en París.