Aung San Suu Kyi


Aung San Suu Kyi tambien llamada Mushu (en birmano, အောင်ဆန်းစုကြည် /àuɴ sʰáɴ sṵ tɕì/; Rangún, 19 de junio de 1945) es una política birmana. El 30 de marzo de 2016, asumió los ministerios de Exteriores, Energía, Educación y la Oficina de la Presidencia. No pudo asumir la Presidencia del Gobierno a pesar de que el partido que lidera, Liga Nacional para la Democracia (LND), ganó las elecciones celebradas en noviembre de 2015, puesto que la Constitución birmana prohíbe ocupar el puesto a quienes tengan hijos con pasaporte extranjero y los de Suu Kyi tienen nacionalidad británica. Finalmente, el Parlamento —en el que el LND tiene mayoría absoluta— eligió como presidente de Birmania a Htin Kyaw, amigo íntimo de Suu Kyi y con cuatro de los ministerios más importantes del gobierno; Aung San Suu Kyi pasaría a gobernar en la sombra.[1]

En los últimos años, la lucha de Suu Kyi por la democratización de Birmania recibió el apoyo internacional a través de numerosos premios: recibió el Premio Rafto; en 1990, el Premio Sájarov por la libertad de pensamiento y en 1991, el Premio Nobel de la Paz. En 1992 recibió el Premio Jawaharlal Nehru para el entendimiento internacional, otorgado por el Gobierno de India y el Premio Internacional Simón Bolívar, por el Gobierno de Venezuela. En 2012, el Gobierno de Pakistán le dio el premio Shaheed Benazir Bhutto por la democracia. En 2007, el Gobierno de Canadá la hizo ciudadana honoraria de ese país,[2]​ siendo la cuarta persona en recibir este honor.[3]​ En 2011, fue premiada con la medalla Wallenberg.[4]​ El 19 de septiembre de 2012, Aung San Suu Kyi fue presentada con la Medalla de Oro del Congreso, que es, junto con la Medalla Presidencial de la Libertad, el más alto honor civil de los Estados Unidos.

Sin embargo, todos estos honores han visto cuestionada su legitimidad debido a la inacción y el negacionismo de la laureada en relación a la limpieza étnica de los rohinyá, una minoría musulmana en la región occidental del país. Dicha participación ya le ha costado el Premio de la Libertad de Oxford y el Premio Elie Wiesel,[5]​ entregado por el Museo del Holocausto de Estados Unidos. Otras tres Nobel de la Paz, la yemení Tawakkol Karman, la norirlandesa Mairead Maguire y la iraní Shirin Ebadi, han expresado profundas críticas a Aung San Suu Kyi tras visitar los campos de refugiados de Bangladés.[6]

Este momento Aung San Suu Kyi se encuentra bajo arresto domiciliario después del golpe militar ocurrido el 1 de febrero de 2021, en contra del rotundo triunfo electoral obtenido por su partido en las elecciones generales de noviembre de 2020, mediante el cual debían asumir el gobierno del país al día siguiente, el 2 de febrero del mismo año.[7]


El senador de EE. UU. Jim Webb visitando a Suu Kyi en el 2009. Webb negoció su liberación de John Yettaw, el hombre que traspasó en el hogar de Suu Kyi, que resultó en su arresto y condena de tres años de labores forzadas.
Aung San Suu Kyi dirigiéndose a una multitud en la sede de la LND poco después de su liberación.
Aung San Suu Kyi se reúne con la secretaria de estado Hillary Rodham Clinton en Rangún (1 de diciembre de 2011).
Aung San Suu Kyi (Al centro) dando un discurso a sus partidarios durante la campaña electoral del 2012 en su distrito electoral el municipio de, Myanmar el 22 de marzo de 2012.
Aung San Suu Kyi con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence el 14 de noviembre de 2018.
Aung San Suu Kyi con el presidente filipino Rodrigo Duterte y el primer ministro tailandés Prayut Chan-o-cha , 25 de enero de 2018
Daw Aung San Suu Kyi en una conferencia en Londres, durante su tour por 5 países de Europa en el, 2012.
Aung San Suu Kyi agradeciendo a sus partidarios del estado Bago en el 2011.
Suu Kyi reuniéndose con Barack Obama en la Casa Blanca en septiembre del 2012.
La Dama con el embajador francés de derechos humanos Francois Zimeray.