Juegos Olímpicos de Barcelona 1992


Los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, oficialmente conocidos como los Juegos de la XXV Olimpiada, fueron un evento multideportivo internacional celebrado en la ciudad de Barcelona, España, entre el 25 de julio y el 9 de agosto de 1992. En esta edición participaron 9356 atletas —6652 hombres y 2704 mujeres— de 169 comités nacionales.[1]​ Son los segundos Juegos Olímpicos que se han realizado en un país hispanohablante después de México 1968.

Debido a los cambios políticos que se sucedieron al comienzo de los años 1990, estos fueron los primeros Juegos Olímpicos sin boicots de ninguna clase, algo inédito desde Múnich 1972.[2]​ Tras la disolución de la URSS, los estados postsoviéticos participaron con la bandera olímpica bajo el nombre de Equipo Unificado, a excepción de las tres repúblicas bálticas que sí acudieron como comités independientes. Y Alemania, una de las mayores potencias olímpicas, concurrió como estado unificado por primera vez desde 1964. Otros hechos destacables fueron el regreso de Sudáfrica —ausente en siete ediciones por el apartheid— y la ausencia de Yugoslavia por las sanciones internacionales de la guerra de los Balcanes; sus atletas compitieron como «participantes independientes».[1][2]

La concesión de los Juegos sirvió para impulsar la transformación urbanística de Barcelona con el anillo olímpico de Montjuic, la mejora de infraestructuras en todos los distritos, la rehabilitación de edificios, y la apertura de la ciudad al mar Mediterráneo mediante la construcción de la Villa Olímpica del Poblenou y el Puerto Olímpico.[3][4][5]​ Los beneficios no se limitaron a la Ciudad Condal, pues se siguió un modelo descentralizado con subsedes en otras localidades del área metropolitana y el resto de Cataluña.[6]​ Del mismo modo, la sociedad se implicó a nivel organizativo con la colaboración entre administraciones, el fomento del deporte, y la participación de más de 35 000 voluntarios.[7]​ Este evento dio a conocer el potencial de la capital catalana, y sirvió también como carta de presentación de la España democrática ante la comunidad internacional.[8]​ El entonces presidente del COI, el barcelonés Juan Antonio Samaranch, declaró en la clausura que habían sido «los mejores Juegos Olímpicos» de la era moderna hasta la fecha.[9]

En el ámbito deportivo, se celebraron 257 eventos en 25 deportes olímpicos. El bádminton y el béisbol debutaron en el programa oficial, se incluyeron categorías femeninas de judo, y regresaba el piragüismo en eslalon tras veinte años de ausencia. Entre los atletas más destacados, el bielorruso Vitali Shcherbo ganó seis medallas de oro en gimnasia artística; la húngara Krisztina Egerszegi certificó su reinado en natación con tres oros; el atleta Carl Lewis sumó dos triunfos más a su palmarés; y la selección de baloncesto de Estados Unidos, formada por vez primera con los mejores jugadores profesionales de la NBA, fue campeona imbatida con victorias superiores a los treinta puntos de diferencia.


Panorámica de Barcelona desde el Palacio Nacional.
Fachada restaurada del estadio de Montjuic, inaugurado en 1929.
Moneda conmemorativa rusa de los Juegos Olímpicos de 1992.
El Puerto de Barcelona visto desde el monumento a Colón.
Recinto de la Fira Barcelona, al lado de las Torres venecianas, durante el Salón Internacional del Cómic.
Vista nocturna del Puerto Olímpico de Barcelona, con la Torre Mapfre al fondo.
Avenida Icaria en la Villa Olímpica del Poblenou.
Figura de Cobi en plástico.
La antorcha olímpica de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992.
El Palacio Nacional alberga el Museo Nacional de Arte de Cataluña, creado en 1990 mediante la fusión de dos colecciones.
La escultura L'arquer, de Rosa Serra, simboliza el momento en que el arquero paralímpico Antonio Rebollo encendió el pebetero con una flecha.
El cubano Javier Sotomayor consagró su carrera deportiva con el oro olímpico en salto de altura.
David Robinson lanza un tiro libre en el partido entre Estados Unidos y Puerto Rico.
Krisztina Egerszegi ganó tres oros para la natación húngara, dos de ellos con plusmarca olímpica.
La piscina Bernat Picornell vivió la final más larga de waterpolo olímpico.
Luis Enrique, campeón olímpico en 1992, ha sido posteriormente seleccionador de España.
Mural dedicado a la yudoca española Miriam Blasco en el pabellón de Valladolid que lleva su nombre.
Vista aérea del lago de Bañolas.
El Flying Dutchman con el que Luis Doreste y Domingo Manrique ganaron el oro en Barcelona 1992.
Países participantes en verde. En azul figuran los debutantes, y en azul claro los del Equipo Unificado.
Infraestructuras deportivas en la montaña de Montjuic: Estadio Olímpico y Palau Sant Jordi.