Batería (electricidad)


Una batería eléctrica, acumulador eléctrico o simplemente batería o acumulador, es un dispositivo que consiste en dos o más celdas electroquímicas con conectores externos[1]​ Estas celdas convierten la energía química almacenada en corriente eléctrica.

Cuando una batería está suministrando energía, su electrodo positivo es el cátodo, mientras que el electrodo negativo es el ánodo,[2]​ El terminal marcado como negativo es la fuente de electrones que fluirán a través de un circuito eléctrico externo hacia el terminal positivo. Cuando una batería se conecta a una carga eléctrica externa, una reacción redox convierte los reactivos de alta energía en productos de menor energía y la diferencia de energía libre se envía al circuito externo como energía eléctrica. También consta de un electrolitos que permiten que los iones se muevan entre los electrodos. Históricamente, el término "batería" se refería específicamente a un dispositivo compuesto por múltiples celdas; sin embargo, el uso ha evolucionado para incluir dispositivos compuestos por una sola celda.[3]

Las baterías se presentan en muchas formas y tamaños, desde las celdas en miniatura que se utilizan en audífonos y relojes de pulsera, a los bancos de baterías del tamaño de las habitaciones que proporcionan energía de reserva a las centrales telefónicas y ordenadores de centros de datos.

Los términos pila y batería provienen de los primeros tiempos de la electricidad, en los que se agrupaban varios elementos (discos metálicos o celdas) para aumentar la corriente suministrada por el dispositivo. En unos casos se disponían uno encima de otro, se apilaban, y de ahí viene pila; y en otros casos se ponían uno junto a otro, en batería.

En inglés se utiliza un término único, battery, para designar a todos estos dispositivos. Por el contrario, en España y otros países, se utilizan los términos de batería y acumulador para las recargables (de ácido-plomo principalmente), y pila para las que no son recargables (alcalinas, por ejemplo).

En algunos países hispanohablantes, en cambio, se sigue el proceder inglés y se emplea la palabra batería para todos los tipos. En estos países, el término acumulador se aplica a los condensadores eléctricos o a otros dispositivos de acumulación.


Batería de ácido-plomo para automóvil.
pila no recargable con sus partes
Batería de ebonita con terminales expuestos.
Thomas A. Edison con su batería de níquel-hierro.
Un cargador de baterías AA, válido para Ni-MH y Ni-Cd.
Batería de polímero de litio (LiPo) de 11,1 V.