Beca


Una beca es un aporte económico que se concede a aquellos estudiantes o investigadores con el fin de llevar a cabo sus estudios o investigaciones.

Las aportaciones económicas pueden provenir de organismos oficiales (en España, beca MEC[1]​ del Ministerio de Educación y Formación Profesional, becas de las administraciones autonómicas, etc.) o de organismos privados, ya sean bancos y cajas de ahorro, fundaciones, empresas, etc.

Las becas pueden ser generales, para realizar los estudios ordinarios, o pueden pertenecer a programas específicos, para intercambios en el extranjero, o entre distintas universidades dentro de un mismo país, como las becas seneca para financiar la movilidad de estudiantes dentro del programa SICUE o entre universidades europeas (las llamadas Erasmus, o del resto del mundo, por ejemplo), para prácticas en empresa, etc.

Las becas para prácticas han proliferado en los últimos años, en gran medida sustituyendo otro tipo de contratos que requerirían mejores condiciones de trabajo y mayores sueldos, surgiendo así la figura del becario.

El objetivo de estas becas se centra en facilitar a los alumnos la posibilidad de obtener una educación, incluso cuando cuenten con pocos recursos, y evitar así que se produzca el abandono escolar por cuestiones económicas. Por lo general las becas (a nivel universitario) se entregan a alumnos que cuentan con ciertas habilidades o capacidades, ya sean académicas o de otra índole.

Antiguamente se denominaban en el ámbito eclesiástico prestameras, y en el ámbito civil ayudas de costa. En la actualidad, las becas más comunes se pueden clasificar como:


Un contralmirante de la Armada entrega a una guardiamarina un cheque ceremonial que simboliza su beca de 180.000 dólares para la formación de oficiales de la Reserva de la Armada.