Benito Mussolini


Benito Amilcare Andrea Mussolini (Predappio, 29 de julio de 1883 - Giulino, 28 de abril de 1945), conocido como Benito Mussolini, fue un político, militar y dictador italiano, presidente del Consejo de Ministros Reales de Italia desde 1922 hasta 1943 y Duce —guía— de la República Social Italiana desde 1943 hasta 1945. Llevó al poder al Partido Nacional Fascista y posteriormente al Partido Fascista Republicano y estableció un régimen totalitario durante el período conocido como fascismo italiano, bajo el beneplácito del rey Víctor Manuel III, hasta su colapso en la Segunda Guerra Mundial.

Afiliado al Partido Socialista Italiano, en 1914 fue expulsado de dicha organización por sostener posturas nacionalistas irredentistas contrarias al internacionalismo de los principales líderes socialistas. En 1922, ya como líder oficial del Partido Nacional Fascista, organizó la Marcha sobre Roma, tras cuya victoria fue nombrado presidente del Consejo de Ministros. Mussolini obtuvo creciente apoyo popular mediante la exaltación del panitalianismo, el expansionismo y el anticomunismo, sirviéndose de su influencia militar apoyado por la eficiente propaganda fascista y las concentraciones de masas cargadas de simbolismo.

Fue nombrado presidente del Consejo de Ministros Reales en diciembre de 1922, y por la escasa oposición del rey Víctor Manuel III, logró disolver el parlamento y asumir así el mando supremo del Estado itálico. Transformó el Reino de Italia en el Segundo Imperio Colonial Italiano y gobernó con un partido único basado en el totalitarismo y la autocracia de la ideología fascista.

El objetivo de Mussolini era hacer realidad el concepto de la Gran Italia basado en la absoluta hegemonía de Roma en el mar Mediterráneo. Su política exterior e interior tenía el objetivo de dotar a Italia de un gran poder —autoidentificándose como el sucesor legítimo del Imperio Romano—, teniendo al pueblo italiano como principal beneficiario de este y, en segundo plano, a otras poblaciones que viviesen dentro de la península itálica y los territorios de ultramar como Albania y Libia. Promovió el desarrollo armamentístico de Italia y, tras la invasión de Etiopía por las Forze armate el 2 de octubre de 1935 y la firma del Pacto de Acero junto con Alemania en 1939, al año siguiente se dio inicio a la participación italiana en la Segunda Guerra Mundial.

Dentro de las campañas italianas, las fuerzas de las nuevas Potencias del Eje —sucesor del pacto de Acero, pues en 1940 había ingresado Japón a la alianza— se encargaron de invadir la península balcánica, África del norte y el cuerno de África, así como algunas áreas de Francia. Esas conquistas territoriales decrecieron de forma paulatina después de la segunda batalla de El Alamein, hasta 1943, cuando los ejércitos aliados lograron tomar el control de toda África y el mediterráneo.


Ficha policial de Mussolini (1903).
Benito Mussolini en el año 1917 en la Primera Guerra Mundial.
Cartel de propaganda fascista en el que aparece Mussolini.
Mussolini junto al jerarca Italo Balbo y a su milicia, las Camisas negras fascistas.
Benito Mussolini dando un discurso montado a caballo.
«El dictador se enfada». Caricatura de Bagaría publicado el 8 de enero de 1925 en el periódico madrileño El Sol.
«Guerre et fascisme» (1924)
Discurso político de Mussolini en la tribuna de la plaza de Milán en mayo de 1930.
Mapa del imperio colonial italiano
Benito Mussolini estrechando lazos de amistad con Adolf Hitler al formar una alianza para el conflicto.
Mussolini con el dictador alemán Adolf Hitler, reuniendo sus tropas en Yugoslavia durante la Segunda Guerra Mundial.
Mussolini es rescatado por comandos de paracaidistas por órdenes de Hitler.
Cruz que marca el lugar donde Mussolini fue fusilado.
De Izquierda a Derecha, se puede observar los cuerpos sin vida del político excomunista Nicola Bombacci, del Duce Benito Mussolini, de su fiel amante Clara Petacci, del ministro Alessandro Pavolini y del reconocido político fascista Achille Starace, siendo exhibidos en la Plaza Loreto en la ciudad de Milán el año 1945.
Los cuerpos de Mussolini y Clara Petacci en la morgue de Milán.
Publicidad de bonos de guerra estadounidenses donde se muestra a Mussolini, Hitler e Hirohito vencidos por superhéroes.