Río Besós


El Besós (en catalán, Besòs) es un río del nordeste de la península ibérica que discurre por la provincia de Barcelona (España). Con 17,7 km de recorrido, nace en Montmeló, en la comarca del Vallés Oriental, al unirse los ríos Mogent y Congost, y desemboca en la comarca del Barcelonés, en el término municipal de San Adrián de Besós.[1]

Su cuenca fluvial cruza o pasa por las siguientes ciudades: Montmeló, Mollet del Vallés, Martorellas, La Llagosta, Moncada y Reixach, Santa Coloma de Gramanet, San Adrián de Besós y Barcelona.

Entre los autores antiguos, el río aparece solamente en Pomponio Mela, quien le llama con el mismo nombre que el de la ciudad de Badalona, ​​Baetulo.[2]​ No vuelve a aparecer documentado hasta el siglo X, en el que aparece bajo la forma latinizante Bissaucio.[3][2]​ Esto ha llevado a pensar que el nombre actual de Besós (ant. Bissaucio) comparte el comienzo de la raíz Be- con el topónimo de Baetulo (mod. Badalona, ​​en ibérico Baitolo), y que Besòs y Badalona serían compuestos en ibérico con un primer elemento compartido bai- y un segundo elemento sauco, en el caso del Besòs, y tolo, en el caso de Badalona.[4]​ En efecto, parece que el morfema bai es identificable en ibérico.[5]​ En cualquier caso, el significado del topónimo permanece desconocido.

La cuenca del Besós, con una superficie de 1.038 km², se encuentra enmarcada entre las cordilleras Prelitoral y Litoral, aunque la mayor parte de su superficie se desarrolla dentro de la depresión del Vallés. Los puntos culminantes de la divisoria de aguas son: el Pla de la Calma (1.350 m) y el Tagamanent (1.055 m), en el Montseny; la Mola (1.100 m) y el Montcau (1.035 m), en Sant Llorenç de Munt; el Tibidabo (512 m), en la sierra de Collserola, y el Corredor (634 m).

La mayor parte de los cursos de la cuenca del Besós nacen en la parte meridional de la cordillera Prelitoral y configuran una red de drenaje asimétrica, cuyo eje principal está formado por los cursos fluviales del río Congost y del Besós, al que se une por el margen izquierda el Mogent y por el margen derecho el Tenes, la riera de Caldes y el río Ripoll. La longitud acumulada de los ríos y rieras más importantes de la cuenca es de 530 km. La cuenca tiene un régimen hidrológico típicamente mediterráneo con unos caudales de estiaje muy bajos, del orden de 2 m³/s en la desembocadura, que llegan a multiplicarse más de 1.000 veces con las tormentas de otoño.