Bien de capital


Un bien de capital o de equipo es un bien duradero (aquel que no se agota de manera temprana) usado en la producción de bienes o servicios. Los bienes de capital son uno de los tres tipos de entradas del productor, siendo las otras dos los recursos naturales y el trabajo, todos ellos conocidos como factores de producción primarios...

En el estudio de los sistemas económicos, así como en la economía marxista, el término medios de producción, se utiliza a menudo como sinónimo de bienes de capital.[1]​ La clasificación fue originada durante el período de la economía clásica y ha continuado siendo el método principal de clasificación.

Los bienes de capital son adquiridos por las sociedades con el fin de generar riqueza que poder reinvertir en los medios de producción. En términos económicos los bienes de capital pueden ser considerados tangibles. Se usan para producir otros bienes o servicios durante un cierto período de tiempo.

Maquinaria, herramientas, edificios, ordenadores, u otro tipo de equipamiento que esté destinado a la producción de otros productos o servicios para vender representan el término bien de capital. Los propietarios de los bienes de capital pueden ser particulares, hogares, empresas o gobiernos. Cualquier material utilizado en la producción de otros bienes es considerado también un bien de capital.

Muchas definiciones y descripciones sobre la producción de bienes de capital han sido propuestas en la literatura. Los bienes de capital son normalmente considerados un tipo de productos de capital intensivo que consisten en muchos componentes. A menudo se usan como sistemas de manufactura o servicios de manera automática.

Algunos ejemplos incluidos son: buques de guerra, plataformas petrolíferas, así como sistemas de manejo de los equipajes o el equipamiento de las montañas rusas. El ciclo de vida de un bien de capital normalmente consiste en su licitación, obtención y puesta a punto, puesta en marcha, fabricación de los productos, mantenimiento y (en ocasiones) parada de la producción. (Blanchard 1997; Hicks et al. 2000; Hobday 1998; Vianello and Ahmed 2008).