Bitinia


Bitinia fue un antiguo reino localizado al noroeste de Asia Menor y al suroeste del mar Negro, que desde la península de Calcedonia llegó a extenderse hasta Heraclea Póntica y Paflagonia, Misia y la Propóntide (actual mar de Mármara).

Sus principales ciudades fueron Nicomedia, Nicea y Bursa. Nicomedia fue fundada en el año 264 a. C. por Nicomedes I y era la capital del territorio.

Según Heródoto y Jenofonte,[1]​ los bitinios y los tinios, fundadores del país, eran tribus tracias, que crearon un estado independiente, antes de ser anexionado por Creso, rey de Lidia. Luego pasaron a dominio persa, siendo incluida Bitinia en la satrapía de Frigia.

Alejandro Magno —durante la conquista de Persia y tras la batalla del Gránico— consiguió que se sometieran todas las ciudades griegas de la satrapía de Sparda (antiguo reino de Lidia).

En esta región es donde se emplazarían los futuros reinos de Pérgamo y de Bitinia. Posteriormente, en el año 323 a. C. Alejandro murió y se inició la primera guerra de los Diádocos, durante la cual Bas (376-326 a. C.) conseguiría la independencia de Bitinia. Su hijo Cipetes sería el primer rey de Bitinia.

Cipetes participó en las luchas entre Lisímaco y Seleuco, que eran generales de Alejandro Magno, llegando a enfrentarse victoriosamente a Antíoco, iniciando una política independiente de los diádocos y sus sucesores, política que siguieron sus descendientes en el trono Nicomedes I, Prusias I y Prusias II. Estos dos últimos reyes vieron su territorio reducido en beneficio de Pérgamo.


Mapa del siglo XV de la región de la actual Turquía, donde aparece Bitinia («Bithynia»).
Mapa del Imperio romano durante el año 116, a la derecha se destaca la provincia de Bitinia y Ponto.