Bolsa de Nueva York


La Bolsa de Nueva York (New York Stock Exchange, NYSE, en inglés) es el mayor mercado de valores del mundo en volumen monetario y el primero en número de empresas adscritas. Su volumen en acciones fue superado por la del NASDAQ [1] durante los años 1990, pero el capital de las compañías listadas en la NYSE es cinco veces mayor que en el NASDAQ. La Bolsa de Nueva York cuenta con un volumen anual de transacciones de 36 billones de dólares, incluidos los 12 billones de compañías no estadounidenses.Fue creada en 1792, cuando un grupo de corredores de bolsa se organizó formando un comité llamado «New York Stock and Exchange Board» (NYS&EB) con la finalidad de poder controlar el flujo de acciones que, en aquellos tiempos, era negociado libremente y principalmente en la acera de Wall Street.

En 1918, después de la Primera Guerra Mundial, se convierte en la principal casa de bolsa del mundo, dejando atrás a la Bolsa de Londres. El jueves 24 de octubre de 1929, llamado a partir de entonces el Jueves Negro, se produjo una de las más grandes caídas en esta bolsa, que produciría la recesión económica más importante de Estados Unidos en el siglo XX, la «Gran Depresión».

La organización registrada más antigua de comercio de valores en Nueva York entre brokers que tratan directamente entre sí se remonta al Acuerdo de Buttonwood. Anteriormente, la bolsa de valores había sido intermediada por los subastadores, que también realizaban subastas más mundanas de productos básicos como el trigo y el tabaco.[1]​ El 17 de mayo de 1792, veinticuatro corredores firmaron el Acuerdo de Buttonwood, que establecía una tasa de comisión mínima cobrada a los clientes y obligaba a los firmantes a dar preferencia a los demás firmantes en las ventas de valores. Los primeros valores negociados fueron en su mayoría valores gubernamentales, como bonos de guerra de la Guerra Revolucionaria y acciones del First Bank of the United States,[1]​ aunque las acciones del Banco de Nueva York eran valores no gubernamentales negociados en los primeros días.[2]​ El Banco de América del Norte, junto con el First Bank of the United States y el Bank of New York, fueron las primeras acciones negociadas en la Bolsa de Valores de Nueva York.[3]

En 1817, los corredores de bolsa de Nueva York, que operaban bajo el Acuerdo de Buttonwood, instituyeron nuevas reformas y se reorganizaron. Después de enviar una delegación a Filadelfia para observar la organización de su junta de corredores, se adoptaron restricciones sobre el comercio manipulador, así como órganos formales de gobierno.[1]​ Después de reformarse como el New York Stock and Exchange Board, la organización de corredores comenzó a alquilar un espacio exclusivamente para el comercio de valores, que anteriormente se había llevado a cabo en el Tontine Coffee House. Se utilizaron varias ubicaciones entre 1817 y 1865, cuando se adoptó la ubicación actual.[1]


La Bolsa de Valores en 10–12 Broad Street, 1882
El piso de la Bolsa de Valores de Nueva York en 1908