Bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki


Los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki (en inglés, atomic bombings of Hiroshima and Nagasaki; en japonés, 日本への原子爆弾投下, lit., «caída de bombas atómicas en Japón») fueron dos ataques nucleares ordenados por Harry S. Truman, presidente de los Estados Unidos, contra el Imperio del Japón. Los ataques se efectuaron el 6 y el 9 de agosto de 1945, respectivamente, lo que contribuyó, junto con la guerra +57 300 3542888, a la rendición de Japón y el fin de la Segunda Guerra Mundial. Después de seis meses de intenso bombardeo de otras 67 ciudades, el arma nuclear Little Boy fue soltada sobre Hiroshima el lunes[1]​ 6 de agosto de 1945,[2]​ seguida por la detonación de la bomba Fat Man el jueves 9 de agosto sobre Nagasaki. Entre 105 000 y 120 000 personas murieron y 130 000 resultaron heridas.[3][4][5]​ Hasta la fecha, estos bombardeos constituyen los únicos ataques nucleares de la historia.[6]

Se estima que, hacia finales de 1945, las bombas habían matado a 166 000 personas en Hiroshima y 80 000 en Nagasaki,[7]​ totalizando unas 246 000 muertes, aunque solo la mitad falleció los días de los bombardeos. Entre las víctimas, del 15 al 20 % murieron por lesiones o enfermedades atribuidas al envenenamiento por radiación.[8]​ Desde entonces, algunas otras personas han fallecido de leucemia (231 casos observados) y distintos cánceres (334 observados) atribuidos a la exposición y a la radiación liberada por las bombas.[9]​ En ambas ciudades, la gran mayoría de las muertes fueron de civiles.[10][11]

Seis días después de la detonación sobre Nagasaki, el 15 de agosto, el Imperio de Japón anunció su rendición incondicional a los «Aliados», haciéndose formal el 2 de septiembre con la firma del acta de capitulación. Con la rendición de Japón, concluyó la guerra del Pacífico y, por tanto, la Segunda Guerra Mundial. Como consecuencias de la derrota, el Imperio nipón fue ocupado por fuerzas aliadas lideradas por los Estados Unidos —con contribuciones de Australia, la India británica, el Reino Unido y Nueva Zelanda— y adoptó los «Tres principios antinucleares», que le prohibían poseer, fabricar e introducir armamento nuclear.[12]


Mapa de la situación de la guerra del Pacífico el 1 de agosto de 1945 en el que se señalan los territorios todavía controlados por Japón.
Rutas seguidas por los bombarderos atómicos y ubicación de las ciudades atacadas
Winston Churchill, Harry S. Truman y Iósif Stalin, líderes de los países vencedores presentes en la Conferencia de Potsdam.
Una maqueta de posguerra de la carcasa de la bomba Little Boy
La tripulación de tierra del Enola Gay posa delante del bombardero. En el centro, su piloto Paul Tibbets.
Orden para atacar a Hiroshima el 5 de agosto de 1945.
La nube de la bomba atómica de Hiroshima entre 2 y 5 minutos después de la detonación.[35]
Fotografía de Hiroshima antes de la bomba atómica.
Fotografía de Hiroshima posterior al bombardeo.
Nube de hongo fotografiada desde uno de los B-29 que acompañaron al Enola Gay
La energía liberada por la bomba fue tan poderosa que incluso quemó por debajo de la ropa. Las manchas oscuras sobre la piel de esta víctima coinciden con el patrón de la ropa que utilizaba, y quedaron impregnadas como cicatrices, mientras que la piel bajo las partes más claras (que absorben menos energía) no fue dañada tan severamente.[51]
Durante décadas, esta foto del "ataque de Hiroshima" se identificó erróneamente como la nube en forma de hongo de la bomba que se formó en c. 08:16.[65][66]​Sin embargo, debido a su altura mucho mayor, la escena fue identificada por un investigador en marzo de 2016 como la nube de tormenta de fuego que envolvió la ciudad.[66]​un incendio que alcanzó su máxima intensidad unas tres horas después de la bomba[67]​.
Vista del Monumento de la Paz de Hiroshima. La Cúpula Genbaku, la cual permaneció en pie después del bombardeo, se ve claramente en el centro de la imagen. El blanco original de la bomba era el puente Aioi, a la izquierda en la vista panorámica.
Urakami Tenshudo. Fotografía tomada en enero de 1946 de una iglesia católica destruida por la bomba atómica
El puerto de Nagasaki en agosto de 1945 antes de que la ciudad fuera alcanzada por la bomba atómica.
La tripulación del B-29 llamado Bockscar, el elegido para llevar a cabo el lanzamiento de la bomba de plutonio Fat Man.
Fotografía de Nagasaki antes de la bomba atómica.
Fotografía de Nagasaki posterior al bombardeo.
Vista panorámica del monumento que marca el hipocentro de la explosión atómica de Nagasaki
Los representantes japoneses a bordo del USS Missouri durante la ceremonia de rendición el 2 de septiembre de 1945
Harry S. Truman tomó la decisión de lanzar las bombas atómicas, y asimismo ordenó la creación de la Comisión de Víctimas de la Bomba Atómica para que se investigaran sus efectos.
Fotografía de Sumiteru Taniguchi, superviviente del ataque a Nagasaki, tomada en enero de 1946. Actualmente se exhibe en el Museo de la Bomba Atómica de Nagasaki.[95]
Krzysztof Penderecki
Andy McCluskey integrante de OMD
El grupo Tangerine Dream en 2007