Buque


Buque es una embarcación para navegación marítima normalmente de tamaño superior a un barco de navegación costera y fluvial. Las traducciones oficiales al idioma español del Reglamento Internacional para Prevenir Abordajes definen buque como toda clase de embarcaciones, incluidas las embarcaciones sin desplazamiento y los hidroaviones, utilizadas o que puedan ser utilizadas como medio de transporte sobre el agua.

En la mayor parte de los países con tradición marina los buques son bautizados en el momento de la botadura con nombres individuales, además los buques modernos pueden pertenecer a una clase de buques, esencialmente un mismo modelo de construcción, y que se suele denominar con el nombre del primer buque de la clase.

La historia de los barcos es paralela a la de la humanidad. Las primeras embarcaciones conocidas se remontan al neolítico, hace unos 10.000 años. Estas primeras naves tenían una funcionalidad limitada: podían moverse sobre el agua, pero esto era todo. Eran utilizadas principalmente para la caza y pesca. Las canoas monóxiles más antiguas encontradas por los arqueólogos a menudo fueron cortadas a partir de troncos de coníferas utilizando herramientas de piedra simples.

En el año 3000 aC, en el antiguo Egipto ya conocían la técnica de engargolar planchas de madera para construir el casco de los barcos.[1]​ Utilizaban tiras de tejidos para mantener juntos los tablones[1]​ y papiro o hierba embutida para sellar las juntas.[1][2]​ El historiador y geógrafo griego Agatárquidas había documentado la utilización de barcos en el Nilo por los primeros egipcios: Durante el próspero periodo del Imperio Antiguo, entre los siglos 30 y 25 aC, las fluviales del Nilo se mantuvieron en orden, y los barcos egipcios navegaban por el Mar Rojo hasta el país de la mirra.[3]​ La primera referencia de un nombre dado a una embarcación es del 2613 aC y corresponde a un barco de madera de cedro del faraón de la cuarta dinastía Seneferu llamado Elogio de las dos tierras.[4]

Los primeros navegantes empezaron a utilizar pieles de animales o tejidos como velas. Fijadas a la parte superior de un palo, estas velas ampliaron el ámbito de acción de los primeros barcos. Esto permitió a los hombres exploraciones más lejanas. Por ejemplo, hasta Oceanía hace cerca de 3.000 años.

En Asia Oriental, durante la época de la dinastía Zhou se desarrollaron tecnologías como la del timón montado en la popa, y durante la dinastía Han una flota naval muy cuidada era un elemento fundamental de su fuerza militar. Durante la dinastía Ming, en el XV, el diplomático y explorador Zheng He reunió una de las flotas más grandes y poderosas del mundo. En Corea, durante el XVI, se desarrolló el barco Tortuga, el primer barco acorazado.[5]


Partes básicas de una embarcación. 1. Proa. 2. Bulbo de Proa. 3. Ancla. 4 Costado de babor. 5. Hélice. 6. Popa. 7. Chimenea. 8. Superestructura. 9. Cubierta.
Pintura de un barco en la tumba egipcia de Menna, datada entre el 1422 y el 1411 a. C.
Un trirremo romano en un mosaico de Cartago, Museo del Bardo de Túnez.
Restos del casco de un barco vikingo expuesto en el Vikingeskibsmuseet (Museo de barcos vikingos) de Roskilde.
Réplica de la nao Santa María en el puerto de Funchal.
El navío de línea HMS Victory en Portsmouth en 1900.
Fragata francesa del siglo XVIII.