Oficina de Asuntos Indígenas


La Oficina de Asuntos Indígenas[1]​ (en inglés Bureau of Indian Affairs, abreviada BIA) es una agencia gubernamental de los Estados Unidos, que administra aproximadamente 225 000 km² (55 700 000 acres) de tierra en fideicomiso con los pueblos nativos de los Estados Unidos, las tribus indias reconocidas y los pueblos nativos de Alaska.[2]

Previo a la creación del Bureau, el recién formado gobierno estadounidense formó el Comité de Asuntos Indios (Committee on Indian Affairs) a través del Congreso continental en 1775, bajo la dirección de Benjamin Franklin.[3]

La oficina fue creada por el entonces Secretario de Guerra de los Estados Unidos, John C. Calhoun, el 11 de marzo de 1824 para supervisar y llevar a cabo el comercio entre el gobierno federal y las tribus, además de supervisar las relaciones con estas últimas.[3]

Posteriormente, la agencia fue adscrita al Departamento de Guerra con la finalidad de evitar la extinción de los pueblos nativos en Estados Unidos. [cita requerida] En 1849 fue adscrita de forma definitiva al Departamento del Interior. A través de los años recibió diferentes nombres (Indian office, Indian bureau, Indian department e Indian service) hasta que finalmente fue bautizada Bureau of Indian Affairs, el 17 de septiembre de 1947.[3]

Hay tribus que no dependen de la BIA, sino de los estados en los que residen como los tigua de El Paso, adscritos al estado de Texas, y las tribus de la Confederación Iroquesa, que dependen de Nueva York. [cita requerida]

La agencia se encarga de distribuir raciones, nombrar a los interlocutores y la policía indígena y en general de todos los servicios salvo los médicos. [cita requerida]