Cícladas


El archipiélago de las Cícladas (en griego, Κυκλάδες) es un archipiélago griego situado en el centro del mar Egeo entre los paralelos 36-38 de latitud y meridianos 24-26 de longitud. Pertenece a la periferia de Egeo Meridional. El 1 de enero de 2011, con la nueva división administrativa de Grecia se dividió en nueve unidades periféricas: Andros, Ceos-Citnos, Milos, Míkonos, Naxos, Paros, Siros, Santorini y Tinos.[1]​ La población total de la antigua prefectura es de 112.615 habitantes (censo de 2001).

Su nombre deriva de la palabra griega κύκλος, (círculo). Con él, los antiguos geógrafos hacían referencia a la peculiar distribución del archipiélago, que parece extenderse como un círculo en torno a la sagrada isla de Delos (patria de los dioses Apolo y Ártemis), en contraposición al resto de las islas del Egeo, a las que llamaron Espóradas (del griego: Σποράδες, dispersas).

Las Cícladas comprenden alrededor de doscientas veinte islas, siendo las principales (ordenadas por tamaño): Naxos, Andros, Paros, Tinos, Milo, Ceos, Amorgos, Íos, Citnos, Miconos, Siros, Santorini (antigua Tera), Serifos, Sifnos, Síkinos, Antíparos, Anafi, Kímolos, Folégandros y otras doscientas islas menores, de las cuales hay que destacar por su importancia histórica y arqueológica la isla de Delos.

La geografía de las islas es montañosa. El clima es seco, caluroso en verano y templado en invierno. Una de las pocas islas fértiles es Naxos, famosa por su producción de patatas, aceite de oliva, frutas y otros productos mediterráneos. En las islas se producen olivos, uvas, hortalizas, frutas, cítricos y algodón. Además hay minas de hierro como las de Serifos, magnesio, azufre como las de Milo, plata y zinc.[2]​ Los fuertes y frecuentes vientos marinos a veces provocan problemas de comunicación a los barcos que enlazan la isla con el resto de Grecia.

La arquitectura típica de los pueblos, con casas y callejuelas encaladas de blanco y puertas y ventanas de vivos colores (especialmente el azul), son uno de los mayores activos del turismo griego, y hacen de las Cícladas, en especial de Miconos y Santorini uno de los destinos clásicos del turismo de toda Europa.

Las islas son la cuna de la civilización cicládica, datada entre el final del neolítico y los primeros tiempos de la Edad del Bronce (aproximadamente entre los años 3.300 al 2.000 a. C.)


Vista turística de Míconos.