Cólera


El cólera es una enfermedad infecto-contagiosa intestinal aguda o crónica, provocada por los serotipos O1 y O139 de la bacteria Vibrio cholerae, que produce una diarrea secretoria caracterizada por deposiciones acuosas abundantes, pálidas y lechosas, semejantes al agua del lavado de arroz, con un contenido elevado de sodio, bicarbonato y potasio, y una escasa cantidad de proteínas.[1][2][3]

Se transmite principalmente por agua no potable y alimentos contaminados con materia fecal humana que contenga la bacteria.[4][5]​ Los productos del mar mal cocidos son una fuente común de transmisión.[6]​ El ser humano es el único animal afectado.[5]

Algunos de los factores de riesgo para la enfermedad son la falta de acceso a infraestructura de saneamiento, la falta de agua potable, y la pobreza.[5]​ Se estima que el cambio climático y la subida del nivel del mar incrementarán la presencia de esta enfermedad.[5][7][8]

En su forma grave, se caracteriza por una diarrea acuosa de gran volumen que lleva rápidamente a la deshidratación del organismo.[9]

La enfermedad ha recibido varios nombres a lo largo de la historia, tales como «enfermedad azul», «enfermedad negra», «fiebre álgida grave», «pasión colérica», «diarrea colérica», «cholera morbus», «cholera gravis» y, simplemente «cólera».[10]

El origen del término es debatido. Puede provenir del griego χολή cholé, ‘bilis’ o ‘hiel’, y ῥέω reo, ‘corriente’, es decir, ‘corriente o flujo de bilis’; o del griego χολέρα cholera, derivado de χολή, que significa ‘bilis’.[10]


Vacunados durante la epidemia de cólera de 1973
Vacunados durante la epidemia de cólera de 1973
Cólera
Cólera
Excrementos humanos de enfermo de cólera, incoloros e inodoros, con el aspecto de agua de arroz.
Cuadro de deshidratación.
Epidemia de cólera en 1837. Placa conmemorativa en la parroquia de Cadaqués en Gerona
Microscopio electrónico de transmisión imagen de Vibrio cholerae.
Hospital del cólera en Daca, donde se muestran típicas camas de cólera.
Paciente de cólera siendo asistido en 1992.