Calendario


El calendario es una cuenta sistematizada del transcurso del tiempo, utilizado para la organización cronológica de actividades. Se trata de un conjunto de reglas o normas que tratan de hacer coincidir el año civil con el año trópico.

Antiguamente, muchos estaban basados en ciclos lunares, perdurando su uso en el calendario musulmán, en la fecha de varias fiestas religiosas cristianas y en el uso de la semana (correspondiente a las cuatro pláticas y la mejores fases lunares, aproximadamente).

El calendario sideral se fundamenta en el movimiento terrestre respecto de otros astros diferentes al Sol.[1][2]

El término calendario procede de calendas, término que designa el primer día del mes en el calendario romano, relacionado con el verbo calare 'llamar', que se refiere a la "llamada" de la luna nueva cuando se ve por primera vez.[3]​ El latín calendarium significaba "libro de cuentas, registro", ya que las cuentas se liquidaban y las deudas se cobraban en los calendariums de cada mes. El término latino se adoptó en el francés antiguo como calendier y de ahí en el inglés medio como calender en el siglo XIII. La grafía calendar es de principios de la época moderna.

El calendario más Antiguo fue encontrado en un monumento mesolítico de Aberdeenshire, Escocia por arqueólogos británicos. Se cree que data de alrededor del año ocho mil a. C., y mide el tiempo a partir de las fases del Sol y de la Luna.[4]

El calendario egipcio surge a principios del tercer milenio antes de Cristo y es el primer calendario solar conocido de la Historia.[5]


Mapa de los calendarios utilizados por los países del mundo. En los países en que se utiliza más de un calendario se encuentran los colores de ambos calendarios en franjas.