Calendario solar


El calendario solar es aquel calendario cuyos días indican la posición de la Tierra en su movimiento de traslación en torno al Sol.[1]​ Los calendarios solares, que dividen el tiempo según los movimientos aparentes del sol, también están en fase con las estaciones durante el año. Se adaptan así a las necesidades de los agricultores, cuyas actividades agrícolas exigen la sincronización de los cultivos con las estaciones: período de siembra, gestión de las reservas de alimentos entre dos cosechas.

Los calendarios elaborados de esta forma poseen un año de 365 días, que se amplia normalmente agregando un día extra en los años bisiestos.

Los egipcios parecen haber sido los primeros en desarrollar un calendario solar tras una reforma que sustituyó por este el tradicional calendario lunar- Para ello utilizaron como punto fijo la reaparición anual de la salida del sol de la estrella del perro, Sirio o Sothis, en el cielo oriental, que coincidió con la inundación anual del río Nilo. Construyeron un calendario de 365 días, que consta de 12 meses de 30 días cada uno, con 5 días añadidos al final del año. Sin embargo, el hecho de que los egipcios no tuvieran en cuenta la fracción adicional de un día hizo que su calendario se desviara gradualmente hacia el error.[2]

El calendario solar fue adoptado posteriormente por el calendario juliano, antecedente del calendario gregoriano. Ambos tienen un año de 365 días, que se amplía a 366 una vez cada cuatro años, sin excepción, por lo que tienen un año medio de 365,25 días. A medida que los calendarios solares se volvieron más precisos, evolucionaron en dos tipos.[3]

Los llamados calendarios fiscales también suelen ser calendarios solares. Debido a que el calendario islámico lunar estaba oficialmente en uso en gran parte del Imperio Otomano, se desarrolló un calendario fiscal con la ayuda del cual el impuesto anual siempre podía recaudarse en el momento de la cosecha.

En Japón, el calendario lunisolar (calendario Tenpo) se usó hasta el 2 de diciembre de 1872 ( 31 de diciembre de 1872 , pero en 1873 se introdujo el calendario gregoriano, que es el calendario solar, y la fecha de introducción se fijó en 1872.


Calendario solar Barcelona a las 11 horas. -Iñaki Otsoa. CC. By ShA $no-.jpg