Calidad del agua


Calidad del agua se refiere a las características químicas, físicas, biológicas y radiológicas del agua.[1]​ Es una medida de la condición del agua en relación con los requisitos de una o más especies bióticas o a cualquier necesidad humana o propósito.[2]​ Se utiliza con mayor frecuencia por referencia a un conjunto de normas contra los cuales puede evaluarse el cumplimiento. Los estándares más comunes utilizados para evaluar la calidad del agua se relacionan con la salud de los ecosistemas, seguridad de contacto humano y agua potable.

El índice de calidad del agua (ICA) es un valor que se asigna a un cuerpo de agua para cuantificar el estado en que se encuentra referido al uso o propósito con que se ha definido el índice, ya sea para asistir en la toma de decisiones o en procesos de divulgación del estado de los cuerpos de agua. El valor se calcula basándose en parámetros previamente seleccionados que han sido medidos en muestras del cuerpo de agua.[3]: 10 

No existe un ICA universalmente reconocido, ya que por definición es utilizado en diferentes regiones y con diferentes objetivos.[3]: 11 

A partir de la década de 1960 se comenzó la búsqueda de un valor que representase en forma general el estado de un cuerpo de agua, ya sea un río, un lago , el mar u otros. Horton fue uno de los pioneros que desarrolló en 1965 el HI.[4]

García Quevedo detalla las ventajas y defectos de un ICA en una tabla citada desde :[3]: 15 [notas 1]

La selección es realizada por un experto o una institución y debe considerar aspectos que entreguen información útil y asequible.


Dispositivo que se utiliza para recoger muestras en aguas profundas, como los Grandes L u océanos, para pruebas de calidad de agua.