Caonabo


Caonabo (en idioma iñeri: Kaonabo ‘el que tiene tesoros’Ka(k)ona, de valor; -(a)bo, con o perteneciente a’)[1]​ o Kaonabo (?-1496) fue un cacique arawak-taíno de la isla La Española, en la región Cibao (actual República Dominicana), a la llegada de Cristóbal Colón. Caonabo era el jefe del cacicazgo arawak-taíno de Maguana, aunque según Hernando Colón, Caonabo era oriundo de las tribus caribes, lo que se ha comprobado que es falso, ya que los arawak-taínos de Borikén detuvieron a los kalinagos (caribes) en la isla de Cibukeira (isla de Guadalupe),[2]​ algo que contribuyó a que fuera especialmente temido por los otros caciques, fue por sus habilidades de combate y por su ferocidad. Estaba casado con Anacaona, que era hermana del cacique llamado Bohechío.[3]

El 13 de enero de 1493, tratando de desembarcar en la costa norte de La Española para abastecerse, Colón sufrió un ataque de flechas por parte de Caonabo y su tribu, en un lugar llamado Punta Flecha (en la península de Samaná).

Algo después del ataque de Punta Flecha, recibió la visita de algunos españoles del fuerte La Navidad. Incitado por su mujer Anacaona, Caonabo mató a Rodrigo de Escobedo, Pedro Gutiérrez y varios de sus hombres; poco después atacó por la noche La Navidad destruyéndolo y asesinando a los españoles que al mando de Diego de Arana, habían quedado para su guardia.

Cuando Colón regresó de España a finales de noviembre de 1493, no encontró superviviente alguno de los 39 hombres que había dejado y halló el fuerte La Navidad completamente destruido. Inmediatamente supo por el cacique Guacanagarix que el culpable había sido Caonabo.

En marzo de 1495, Caonabo también intentó atacar la fortaleza de Santo Tomás, pero fue derrotado por Alonso de Ojeda. Su hermano Manicatex trató de rescatarlo en un ataque frontal que los españoles convirtieron en una masacre. Caonabo maldijo a Ojeda y le dijo que, cuando muriera, sería pisoteado por su pueblo.