Capital (política)


Una capital (del latín caput, capitis, 'cabeza') es la ciudad o localidad donde residen el gobierno central, los miembros y todos los órganos supremos del Estado;[1]​ según los países, las capitales pueden existir en diferentes niveles o jerarquías y determinadas a nivel subnacional como de: provincias, departamentos, estados, etc.

En otro sentido, una capital en una ciudad puede representar la preeminencia en un campo social, económico, cultural o de otra índole (por ejemplo Milán es la capital de la moda y, en otro caso, Jerez la capital del vino).[2][3]

En urbanismo también se denomina capital o cabecera[4]​ al centro urbano (pueblo, villa, ciudad), siendo denominada así por su carácter económico-administrativo, normalmente agrupándolo en diversas competencias para su mejor gestión.

Los medios de comunicación a menudo usan el nombre de una ciudad capital como un nombre alternativo para el gobierno del país del que es la capital, como una forma de metonimia. Por ejemplo, "relaciones entre Washington y Londres" se refieren a "relaciones entre los Estados Unidos y el Reino Unido".

Tras la disolución del Imperio romano y las invasiones germánicas, la Alta Edad Media presencia el asentamiento del Imperio carolingio, el Califato de Córdoba, el Sacro Imperio, los Estados Pontificios y el Imperio bizantino. Todos ellos poseían capitales indiscutibles (Aquisgrán, Córdoba, Fráncfort del Meno, Roma y Constantinopla). Siglos más tarde, la disolución de esos Estados es evidente; mientras tanto el concepto de capital no es funcional para la Baja Edad Media, ni siquiera para Londres o París. (La capital moderna no siempre existió: en la Europa occidental medieval, una forma migratoria de gobierno era más común: la corte itinerante).

Aunque eran las ciudades de referencia de las más poderosas monarquías feudales: Inglaterra y Francia, sus reyes estaban siempre viajando por sus reinos, atendiendo a las guerras o cualquier asunto político o dinástico, y muchas veces ni la controlaban, sobre todo con la guerra de los Cien Años y luego la guerra de las Dos Rosas. Tampoco es válida para el caso más extremo: Roma (con el Cisma de Occidente el papa estaba en Aviñón o incluso en Peñíscola).


Taipéi, capital de República de China (Taiwán).
     Países cuya capital se encuentra en la costa      Países cuya capital no se encuentra en la costa      Países sin costa