Casa de Saboya


La Casa de Saboya (en italiano: Casa Savoia) es una familia noble del norte de Italia, que tuvo su solar en el Ducado de Saboya y que en el siglo XIX y siglo XX llegó a ostentar las coronas del Reino de Italia y del Reino de España (1871-1873).

Fue fundada por un noble, Humberto Mano Blanca posiblemente de Sajonia, de Italia, de Borgoña o de Provenza. Él mismo nació en Maurienne. Humberto Mano Blanca, que murió aproximadamente en 1048, obtuvo para su hijo Odón el título de conde de Saboya, con dominios en el norte de la península italiana. Este último, a través de su matrimonio con Adelaida, heredera de Turín en el Piamonte, logró extender mucho los dominios de su casa. En los siguientes tres siglos, la familia consiguió ampliar sus fronteras en Francia, Italia y Suiza. En 1388, Niza pasó a manos de la familia, «a pacto que no la entregaran nunca ni a los provensales ni a lo franceses» dando a Saboya una salida al mar. En 1416, Amadeo VIII, conde de Saboya, a través del apoyo del Sacro Emperador Romano Segismundo estableció el Ducado de Saboya y fue su primer duque. Amadeo cedió el ducado a su hijo Luis en 1434 y fundó una orden religiosa en Italia, siendo elegido sumo pontífice por el Concilio de Basilea con el nombre de Félix V en 1440, pero renunció al puesto nueve años más tarde.

Hacia 1536, la autoridad de los duques de Saboya sobre Ginebra había terminado, y la casa perdió todas sus posesiones en Suiza. Ese mismo año, Francisco I, rey de Francia, invadió y ocupó el resto de las posesiones de la familia. Sin embargo, con la derrota de Francia ante España en 1559, la Paz de Cateau-Cambrésis restituyó el Ducado a Manuel Filiberto, décimo duque de Saboya, cuyo hijo Carlos Manuel contraería matrimonio con la Infanta Catalina Micaela de Austria, hija del rey de España, Felipe II, un matrimonio dinástico que asoció a los Saboya a la familia de los Habsburgos.

Bajo Víctor Amadeo II, Saboya se unió a las guerras contra Luis XIV de Francia a finales del siglo XVII. Aunque los franceses lograron muchas concesiones de los duques, Saboya se sumó a la Gran Alianza contra Luis. En 1696, Saboya cerró la paz con Francia por el Tratado de Turín y abandonó la Gran Alianza. Gracias, sin embargo, a que Víctor Amadeo se alió de nuevo con Austria (1703) en contra de Francia en la Guerra de Sucesión Española, los franceses invadieron y devastaron el Piamonte, pero finalmente fueron expulsados por Víctor Amadeo y su primo austríaco, el general Eugenio, príncipe de Saboya, en el asedio a Turín. Por el tratado de Utrecht, Víctor Amadeo recobró todas las tierras tomadas por Francia en el Piamonte, además de ganar el dominio de Sicilia y el título de rey de Sicilia. Además, la mitad de la provincia de Montferrato, que no fue cedida a Saboya en 1631, pasó a la Corona por Austria. En 1720, Saboya intercambió la posesión de Sicilia por la de Cerdeña de Austria, y Víctor Amadeo fue coronado rey de Cerdeña.


Estados italianos en 1494
Escudo de armas de la casa de Saboya en 1861, bandera de Italia.
Armas grandes de la casa de Saboya (1890-1946)
Armas de la casa ducal de Saboya-Aosta
Armas de la casa ducal de Saboya-Génova
Armas de Amadeo I de Saboya, rey de España