Ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012


La ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 se realizó en la noche del viernes 27 de julio en el Estadio Olímpico de Londres. El evento fue una combinación de una apertura formal y ceremonial que incluyó los discursos de bienvenida, el izamiento de las banderas, el desfile de los atletas y un espectáculo artístico empleado para mostrar la cultura del país anfitrión. Los Juegos Olímpicos de Londres 2012 fueron inaugurados oficialmente por la reina Isabel II del Reino Unido. El espectáculo fue titulado Isles of Wonder[1][2][3][4]​ —Islas maravillosas— dirigido por el ganador del Óscar, el cineasta británico Danny Boyle, con música compuesta especialmente por el grupo de música electrónica Underworld.

Previo a Londres 2012 se había mostrado bastante recelo sobre la capacidad británica de crear un espectáculo capaz de alcanzar el estándar establecido por Pekín 2008,[5][6][7]​ donde la ceremonia se destacó por su escala, extravagancia y costo, siendo reconocida como la «mejor de la historia».[8]​ Mientras que la ceremonia de Pekín 2008 tuvo un costo de 65 millones de libras, Londres gastó 27 millones de libras (de 80 millones presupuestadas para sus cuatro ceremonias) para su ceremonia, que, empero, fue aproximadamente el doble del presupuesto original.[9][10]​ Sin embargo, la ceremonia de 2012 fue vista generalmente como un gran éxito, elogiada por numerosas publicaciones y espectadores que la describieron como «obra maestra» y «carta de amor a Reino Unido».[11][12][13]

La ceremonia comenzó a las 21:00 BST y duró casi cuatro horas.[14]​ La audiencia televisiva internacional fue de aproximadamente 900 millones de espectadores, de esta manera se convirtió en la ceremonia de apertura olímpica más vista en el Reino Unido y Estados Unidos.[15][16]

El contenido de la ceremonia se mantuvo, en gran medida, secreto, a pesar de los miles de voluntarios y tras dos ensayos públicos. Las principales escenas artísticas fueron las representaciones de la Revolución Industrial británica, el Servicio Nacional de Salud y el patrimonio literario, musical y cultural de ese país. Además, la ceremonia contó con un cameo filmado de la reina Isabel II y una actuación en vivo de la Orquesta Sinfónica de Londres, acompañada por Rowan Atkinson, actuando como Mr Bean. Estas representaciones fueron atribuidas al sentido del humor británico.[17]​ Las presentaciones, en casi todos los segmentos de la ceremonia, de niños y jóvenes, reflejaron la búsqueda de inspirar a una generación —«inspire a generation» emblema de los Juegos de Londres—.[18][19][20][21]


Danny Boyle, director de la Ceremonia de apertura.
Escena representando la Gran Bretaña rural.
Escena que representa la Gran Bretaña industrial.