Chambéry


Chambéry, en español como Chamberí (en arpitano: Chambèri, a veces en italiano: Ciamberì) es una comuna francesa situada en el departamento de Saboya del que es la prefectura, de la región de Auvernia-Ródano-Alpes. Fue la capital de la Saboya histórica, fundada en el siglo XIII, cuando Amadeo V de Saboya se instaló en ella.

Chambéry es situada en los Prealpes del norte, entre los macizos de Bauges y de la Chartreuse, en la confluencia de los ríos Albanne y Leysse.

Chambéry fue fundada en la encrucijada de rutas antiguas a través del Dauphiné (Dôfenâ), de Borgoña, de Suiza, y de Italia, en un valle entre el Bauges y el río Leysse. El área metropolitana tiene más de 100 000 habitantes, extendiéndose desde las colinas de viñedo del Condado de Saboya, hasta casi las orillas del lago Bourget, el lago natural más grande de Francia. La ciudad contiene un centro importante de ferrocarril, en el punto medio del acoplamiento de la línea franco-italiana Turín–Lyon.

Fue adquirida por la Casa de Saboya en 1232, la ciudad de Chambéry se convirtió en la capital política de los condes de Saboya en 1329, cuando se estableció oficialmente el Consejo residente[5]​ hasta su transferencia a Turín en el año 1562.[6]​ Asimismo, con posterioridad Chambéry continuó siendo la capital histórica de los Estados de Saboya.

Estuvo muy unida a la casa de Saboya y fue la capital de Saboya desde 1295 a 1563. Durante este tiempo, Saboya abarcó una amplia región que comprendía desde Turín por el este, a Ginebra por el norte y Niza en el sur. El duque Manuel Filiberto de Saboya trasladó la capital a Turín en 1563, y desde ese momento Chambéry entró en decadencia. En esa época, las armas saboyanas eran muy apreciadas, y muchos de los ejércitos más poderosos de Europa lucharon con las armas hechas en Saboya. La necesidad de la revitalización urbana se materializó en el establecimiento de la Société Académique de Savoie en 1820, dedicada al progreso material y ético, de la ciudad y la región, con sede en el Castillo ducal.

Gracias al conocimiento de los caminos alpinos y de la ruta hacia Italia, que le valieron el sobrenombre de "Porteros de los Alpes", los condes de Saboya, luego duques de Saboya, y luego reyes de Cerdeña en 1720, ejercieron una influencia destacada en Europa, paticulamente instaurando un verdadero laboratorio del «despotismo ilustrado ("despotisme éclairé")». De 1792 a 1815 y luego de 1860, la referida ciudad forma parte de Francia.


Castillo de Chambéry