Drama (cine y televisión)


En el cine y la televisión, el drama es un género que trata situaciones generalmente no épicas en un contexto serio, con un tono y una orientación más susceptible de inspirar tristeza y compasión que risa o gracia.[1]​ Sin embargo, desde el punto de vista etimológico, el drama evoca acción y diálogo.[2][3]

Este tipo de obra recientemente ha ganado popularidad en varios países del mundo, con series tales como Prison Break, Dr House, etc. Generalmente, una obra dramática se basa en un guion donde con el menor humor posible y de una manera natural, se aborda un tema grave y trascendente (muerte, miseria, infidelidad, violación, sexualidad, toxicomanía, alcoholismo, dilemas morales, prejuicios raciales, intolerancia religiosa, distanciamientos socioeconómicos,violencia contra el hombre, violencia contra la mujer, corrupción política…) con una orientación dolorosa y/o escandalosa, que casi siempre concreta algún tipo de injusticia social. La obra puede inspirarse en un asunto histórico (con temas como el del holocausto) o en cuestiones de actualidad. No obstante, no debe confundirse el drama con la tragedia (esta última poco desarrollada en el cine, sacando algunas adaptaciones de novelas o de obras de teatro), ya que una tragedia siempre termina con la muerte de al menos uno de los protagonistas (como por ejemplo en Romeo y Julieta o Notre-Dame de París…).[4]

El drama en el cine implica un filme donde se desarrolla a fondo la caracterización de los personajes, de una manera realista, y dejando aflorar sus emociones y sus sentimientos, lo que de una u otra forma genera conflictos entre ellos y aún consigo mismo, y/o con la sociedad, y/o con la propia naturaleza.[5]

El drama es un género cinematográfico amplio,[5]​ que incluye subgéneros tales como la comedia dramática (por ejemplo la película de Charles Chaplin de 1915 titulado The Champion), el drama romántico[6]​ (por ejemplo la película de la India del año 2010 titulada Mi nombre es Khan, y dirigida y escrita por Karan Johar), los dramas vinculados con el deporte y en especial con el boxeo (por ejemplo School Ties, Varsity Blues, Any Given Sunday, Gridiron Gang, Draft Day, The Damned United, Goal! 3: Taking on the World), el drama costumbrista[7]​ (por ejemplo Dublineses –Los muertos–[8]​), el drama de sala de tribunal o drama legal (por ejemplo la película de 1957 titulado Doce hombres en pugna y dirigido por Sidney Lumet), y el drama policial (por ejemplo la película del año 2003 titulado Las horas del día y dirigido por Jaime Rosales).

En algunos casos, el drama en el cine puede acercarse mucho al género del cine catástrofe (The Towering Inferno, Poseidón, Titanic…).[9]


Lo que el viento se llevó es un drama épico de romance.