Colonialismo


El colonialismo es el sistema político y económico por el cual un Estado extranjero domina y explota una colonia.[1]​ Por lo general se utiliza la fuerza militar ante la que el país invadido no puede oponerse y el colonizador, invasor o conquistador impone el control militar, político, económico y social, normalmente mediante la designación de personas originarias del país conquistador. La colonización supone la usurpación y apropiación de la tierra, y con ella, de su riqueza y recursos; el sometimiento de la población, que puede considerarse esclava o sin los derechos de la metrópoli, la imposición de los intereses de la metrópoli sobre los del país colonizado en materias de cultura, religión, estrategia militar, estrategia económica, derechos civiles, políticos o sociales.

Entre 1870 y 1914 una oleada de innovaciones científicas y tecnológicas transformaron la economía y la sociedad europea por medio de la llamada Segunda Revolución Industrial. El ascenso de Francia, Alemania y Estados Unidos moderó la supremacía de Gran Bretaña como primera potencia económica mundial

Su superioridad económica, técnica y militar, Europa se lanzó a la conquista de extensos territorios

El colonialismo también es la doctrina que legitima la dominación política y económica de un territorio o de una nación por el gobierno de un estado extranjero.

El colonialismo no debe confundirse con el neocolonialismo. Este último utiliza el control y la fuerza indirecta para influir, controlar o someter a un territorio como son el mercantilismo, el clientelismo político, la globalización empresarial, el imperialismo cultural y otros instrumentos para influir en un país, normalmente estableciendo una élite política y económica para controlar la población y apropiarse, como en el colonialismo tradicional, de los recursos del país.

El colonialismo tradicional ejerce un control directo mediante la fuerza militar, la ocupación del país, la imposición de gobernantes procedentes de la metrópolis invasora en el territorio sujeto a la dominación, y la instauración de políticas económicas, sociales y culturales al servicio del país colonizador.


Fecha de independencia:
     Antes de 1810      De 1810 a 1945      De 1945 a 1990      Después de 1990
Territorios colonizados por potencias europeas, los Estados Unidos y Japón desde 1492
Fundación de la ciudad de Santiago de Chile en 1541
Cruz de Borgoña, bandera del Imperio español
El Imperio en su cúspide territorial
Bandera del Imperio portugués
Mapa diacrónico del Imperio portugués
Mapa anacrónico del Imperio Británico. Subrayadas, las posesiones que aún mantiene el Reino Unido.
Bandera del Reino Unido, utilizada en el Imperio Británico
Mapa que muestra las colonias, protectorados y mandatos franceses (en azul) en África en 1945; a saber, África Ecuatorial Francesa, África del Norte Francesa, Somalilandia Francesa y África Occidental Francesa. Junto con las antiguas colonias belgas (que se muestran en azul claro), estas áreas constituyen hoy la mayor parte del África francófona.
Nueva Francia y la Luisiana Francesa
Extensión de la India francesa entre 1741 y 1754
Mapa anacrónimo con el nombre de todas las colonias francesas desde 1534 hasta 1980.
Salacot (en este caso, del Segundo Imperio francés) es un icono del colonialismo de las áreas tropicales del planeta.