Comandante en jefe


Un comandante en jefe, o comandante supremo, es la persona que tiene el mando supremo del conjunto o de una parte significativa de las fuerzas armadas de una nación o, en ocasiones, de varias naciones aliadas. En la mayoría de los países este cargo es ejercido por el jefe de Estado o el jefe de Gobierno por intermedio del ministro de Defensa o similar, con ello se refuerza la noción de que es la autoridad civil y política la que está al mando de las fuerzas armadas. El término fue utilizado por primera vez por Carlos I de Inglaterra en 1639.

El caso de Alemania es el más curioso, ya que en tiempos de paz el título de comandante en jefe pertenece al ministro de Defensa. En tiempos de guerra el título pasa a manos del Canciller federal de Alemania, el jefe de Gobierno.

En Argentina el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas es el presidente de la Nación Argentina. Hasta el fin de la Revolución Argentina en 1973, el titular de cada fuerza armada, Ejército, Armada y Fuerza Aérea, tenía el cargo de comandante en jefe. Durante el tercer peronismo (1973-1976) cambió por comandante general. En el Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983) el titular de cada fuerza armada era el comandante en jefe de la fuerza, al tiempo que era miembro de la Junta Militar. En 1983 el comandante en jefe en cada fuerza desapareció y el jefe del Estado Mayor General asumió la conducción suprema.[1]

En las Fuerzas Armadas de Chile, esta es la denominación que posee el oficial general de mayor antigüedad dentro de cada rama y que ostenta el mando máximo de la misma. Existen tres, nombrados por el presidente de la República: En el Ejército, en la Armada y en la Fuerza Aérea.

En las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública de Chile, los máximos responsables tienen diferentes denominaciones: En Carabineros recibe el nombre de general director; en la Gendarmería, director nacional.

De acuerdo con la actual Constitución Política, el Presidente de la República asume la jefatura suprema de las Fuerzas Armadas en caso de guerra.