Teatro Teresa Carreño


El Teatro Teresa Carreño es un complejo cultural, uno de los más importantes de América, el segundo más grande de América del Sur, el mayor de Venezuela. En él se representan conciertos sinfónicos y populares, espectáculos diversos, óperas, ballet clásico, danza y teatro. Está ubicado en la Parroquia San Agustín del Municipio Libertador, en el corazón cultural de Caracas,al final de la Avenida Paseo Colón en Los Caobos, cerca de las torres de Parque Central, en sus alrededores más inmediatos se ubican la Plaza de los Museos, el Parque Los Caobos, el Hotel Alba Caracas, la Universidad de las Artes, entre otros. Tiene dos salas principales: la Ríos Reyna y la José Félix Ribas. El teatro lleva su nombre en honor a la insigne pianista venezolana Teresa Carreño.[2][3]

El teatro cuenta con dos compañías estables de prestigio: el Coro de Ópera Teresa Carreño, y el Ballet Teresa Carreño, que fue dirigido hasta el año 2002 por el coreógrafo y maestro Vicente Nebrada, para posteriormente ser una compañía dirigida por un cuerpo colegiado y apoyada por la figura de un coordinador, a partir de 2005 hasta la actualidad. La particularidad de esta compañía, reside en su permanencia en el teatro como un cuerpo de danza estable, financiado directamente por el Teatro Teresa Carreño, con recursos del Estado.

En la década de 1970, Pedro Antonio Ríos Reyna, violinista y presidente de la Orquesta Sinfónica Venezuela, presenta un plan para construir una sala de conciertos que sirviera de sede a la Orquesta ya que los teatros más importantes de Caracas para esa época: el Teatro Municipal (inaugurado en 1881) y el Teatro Nacional (inaugurado en 1905), no cumplían a cabalidad con los requerimientos técnicos y de aforo que cada vez más eran mayores. El Centro Simón Bolívar amplía el proyecto para convertirlo en un complejo cultural de usos múltiples. El concurso fue otorgado en septiembre de 1970 a los arquitectos Tomás Lugo Marcano, Jesús Sandoval y Dietrich Kunckel, quienes viajaron a varios teatros del continente americano y europeo para conocer los adelantos técnicos de los teatros más importantes de la época, entre ellos el Queen Elizabeth Hall de Londres y el centro de la Filarmónica de Berlín.

La construcción del complejo cultural se inició en 1973 durante la presidencia de Rafael Caldera y oficialmente culminó en 1983, durante el gobierno de Luis Herrera Campins. Su costo total se estima en 540 millones de bolívares de la época.[4]

El teatro fue inaugurado en dos fases, primero la sala José Félix Ribas, en febrero de 1976, y luego la sala Ríos Reyna y el resto del complejo, el 19 de abril de 1983, con un concierto de la Orquesta Sinfónica Venezuela. En 1984 se cerró por ocho meses para la culminación y dotación técnica de algunos espacios.[2]


Don Quijote de La Mancha
La Traviata, 2008
Techo del Foyer
Teatro Teresa Carreño
Sala Ríos Reyna con el espectáculo de ballet Don Quijote. Ballet Teresa Carreño, 2013
Sala Ríos Reyna.