Conglomerante


Se denomina conglomerante al material capaz de unir fragmentos de uno o varios materiales y dar cohesión al conjunto mediante transformaciones químicas en su masa que originan nuevos compuestos. Los conglomerantes son utilizados como medio de unión, formando pastas llamadas morteros o argamasas.

Los aglomerantes son materiales capaces de unir fragmentos de una o varias sustancias y dar cohesión al conjunto por métodos exclusivamente físicos; en los conglomerantes es mediante procesos químicos.[1]

Los conglomerantes más utilizados son el yeso, la cal, y el cemento. Se clasifican, según su composición, en:

Se obtienen por la unión de la pasta (el aglutinante) formada por un material conglomerante primario y agua con materiales áridos, que actúan de agregados o reforzantes.