Connochaetes


Connochaetes es un género de mamíferos artiodáctilos de la subfamilia Alcelaphinae conocidos comúnmente como ñus o ñúes.[1]​ Son antílopes de África que incluyen al ñu negro (Connochaetes gnou) y al ñu azul (Connochaetes taurinus) como sus únicas especies. El género pertenece a la familia de los bóvidos.

El nombre científico de este animal, Connochaetes, proviene de las palabras griegas κόννος, kónnos, barba, y χαίτη|, jaítē, "cabello suelto", (al modo de la melena del león).[2]​ El nombre ñu, o gnu en la transcripción de otras lenguas, parece originado en t'gnu el nombre joisán de estos animales o de !nu, la forma san del mismo nombre.[3][4]

Los ñus tienen un aspecto desgarbado que recuerda a un extraño cruce entre vaquilla y antílope, con crines largas y desgreñadas y cola empenachada de caballo. Poseen largas barbas que cuelgan a lo largo de todo el cuello desde la barbilla hasta el pecho, y patas muy largas de pezuñas afiladas. Se cuentan entre los herbívoros que mejor prosperan en África y forman los rebaños más numerosos de la Tierra. En el parque nacional Serengueti, en Tanzania, más de un millón de estos ejemplares migran con los cambios de estaciones en busca de hierba fresca. Su evidente parecido con el ganado vacuno le da su nombre neerlandés de "wildebeest", que podría traducirse por "ganado salvaje".

Las hembras alumbran al principio de la estación de las lluvias y las crías pueden correr a los pocos minutos de nacer; durante su juventud, los ñus son incluso más rápidos en la carrera que sus adultos, pudiendo alcanzar los 80 km/h y los más viejos alcanzan los 60 km/h.

Los ñus son antílopes sociales que se reúnen en grupos familiares de hembras con sus crías y jóvenes, mientras que los machos adultos se reúnen en grupos aparte. No obstante, esos pequeños grupos tienden a asociarse entre sí y con los de otras especies de ungulados de la sabana, como cebras y gacelas de Thomson, de forma que se producen grandes aglomeraciones de individuos. En contra de lo que pueda parecer, no se produce rivalidad por la comida entre las diferentes especies, ya que las cebras prefieren las hierbas altas y fibrosas, las gacelas prefieren las cortas y secas, y los ñus las que se encuentran en un término medio. Los ñus además, se aprovechan de la vista de las gacelas y el olfato de las cebras para descubrir a los depredadores.

Durante la época de celo, que coincide con la época de las grandes migraciones, los machos adultos mantienen parcelas de terreno en donde intentan mantener a un grupo de hembras con las que aparearse. Esto los obliga a estar en constante movimiento para poder reunirlas y agruparlas, y al mismo tiempo defenderlas de otros machos que buscan una hembra de la que apropiarse. El constante trasiego de individuos ayuda a evitar la consanguinidad y a seleccionar a los ejemplares más fuertes y resistentes para la reproducción.


Ñu en Sudáfrica en la reserva Inverdoorn
Manada de ñus azules.
Ñu negro o de cola blanca.