Consejo de la Federación


El Consejo de la Federación (en ruso: Совет Федерации), conocido extraoficialmente como el Senado (Сенат),[1][2]​ es la cámara alta del parlamento de la Federación de Rusia, la Asamblea Federal. Junto con la Duma Estatal (cámara baja), ejerce las funciones legislativa, presupuestaria y de control, y ejerce el derecho de iniciativa legislativa. Está integrada por 170 representantes de las entidades territoriales del estado ruso, los llamados sujetos federales: uno nombrado por el órgano legislativo y otro por el órgano ejecutivo de cada uno de ellos. Asimismo, pueden ser eliminados de sus cargos por el mismo procedimiento. Los representantes o delegados del Consejo deben ser mayores de 30 años. Los miembros del Consejo de la Federación son inviolables en el ejercicio de sus funciones.

El Consejo de la Federación consta de 187 miembros, de los cuales 170 son nombrados por los sujetos federales y 17 son nombrados por el presidente de Rusia. Al no ser elegidos mediante unas elecciones directas, los miembros el Consejo de Federación no se estructuran formalmente en grupos parlamentarios, según los partidos que representan.[3]

El Consejo de la Federación se reúne al menos dos veces al mes en pleno, en Moscú, siempre separadamente de la Duma, salvo en ocasiones solemnes como el discurso a la nación del Presidente de la Federación, comparecencias del Tribunal Constitucional, visitas de jefes de Estado extranjeros, etc. El Consejo funciona también en comités temporales y en comisiones parlamentarias permanentes, que pueden ser reorganizadas en cualquier momento, y en cuyo seno se desarrollan las ponencias legislativas y se hace el seguimiento de la agenda política. El funcionamiento, procedimientos y organización del Consejo Federal se rigen por un reglamento interno aprobado por la Cámara.

Las funciones y prerrogativas del Consejo de la Federación están recogidas en la Constitución rusa de 1993, el texto que creó esta forma de bicameralismo en Rusia. Si bien es la función legislativa la que sin duda caracteriza la ubicación constitucional y razón de ser política de la institución, existen también otras funciones, fundamentalmente las de control político (especialmente al poder ejecutivo), que resultan también relevantes en la política rusa.

De acuerdo con las enmiendas a la Constitución de Rusia de 2020, los miembros del Consejo de la Federación han adquirido el título de senadores,[4]​ además el número de senadores, designados por el presidente de Rusia, se ha elevado hasta 30, pudiendo 7 de ellos ser senadores vitalicios. Asimismo un presidente de Rusia que acabe sus funciones podría convertirse en senador vitalicio.

El Consejo de la Federación se considera una cámara más formal de la Asamblea Federal. Debido a su diseño federalista, así como su derecho de voto estrictamente limitado a las élites provinciales, el Consejo se considera menos volátil a los cambios radicales.


Edificio del Consejo de la Federación en Moscú